fbpx

EVANGELIO DE HOY: EL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA

Día litúrgico: 1 de Enero: Santa María, Madre de Dios (Día octavo de la octava de Navidad)

Texto del Evangelio (Lc 2,16-21): En aquel tiempo, los pastores fueron a toda prisa, y encontraron a María y a José, y al Niño acostado en el pesebre. Al verlo, dieron a conocer lo que les habían dicho acerca de aquel Niño; y todos los que lo oyeron se maravillaban de lo que los pastores les decían. María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón. Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno.
PALABRA DE DIOS
Hoy celebramos la Maternidad Divina de María, y el evangelio nos habla de su Corazón Inmaculado donde guardaba y meditaba todas las cosas que venían de Dios. Y las guardaba y meditaba para hacerlas verdaderas en su vida. Aprendamos de la Virgen María a tener Fe en un Dios cercano y providente, y no en una «divinidad lejana y difusa». Aprendamos de ella su actitud ante Dios: amarlo antes de racionalizarlo, poner el corazón por encima de la mente y de las fuerzas. 
Artículo anteriorFELICIDAD DE CONSUMO
Artículo siguienteSANTO NOMBRE DE JESÚS
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".

Del mismo autor

CONTRADICCIONES DEL LAICISMO

Imagen: Bandera del LaicismoLlama poderosamente la atención el conjunto de contradicciones...

Últimos Artículos

En el guiso progresista

“Cuando el hombre no cree en Dios, cree en...

La aberrante práctica moderna de la comunión en la mano

Monseñor Barba y su desprecio por la Sagrada Eucaristía  ...

La gran paradoja de la «iglesia del amor»: miedo, miedo y miedo

Llevamos décadas (desde la clausura del concilio Vaticano II)...