EVANGELIO DE HOY: LA LLAMADA DE CRISTO

Día litúrgico: 30 de Noviembre: San Andrés, apóstol
Texto del Evangelio (Mt 4,18-22): En aquel tiempo, caminando por la ribera del mar de Galilea vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés, echando la red en el mar, pues eran pescadores, y les dice: «Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres». Y ellos al instante, dejando las redes, le siguieron. Caminando adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan, que estaban en la barca con su padre Zebedeo arreglando sus redes; y los llamó. Y ellos al instante, dejando la barca y a su padre, le siguieron.
PALABRA DE DIOS
Hay dos enseñanzas básicas de esta escena: 
Primera. Los apóstoles nos dan ejemplo de respuesta a la llamada de Dios….¡al instante le siguieron!….. nos enseñan a no dejar «para mañana» nuestra conversión personal, esa confesión que siempre atrasamos, esa obra de caridad que nunca hacemos….que sea HOY y AHORA. 
Segunda. Cristo siempre llama a personas que TRABAJAN. Nunca llama a su seguimiento a gente ociosa. Cristo llama a personas que trabajan honradamente (como pescadores) e incluso a los que trabajan no honradamente (Mateo el publicano, Pablo el perseguidor), y toca los corazones de las personas ACTIVAS….
La pereza es la madre de todos los vicios, no lo olvidemos. Desde la tibieza, pereza, indiferencia….nunca sentiremos la llamada de Dios. Antes se escucha la voz de Dios desde un «hacer malo» que desde un «hacer nada»….es cierto aunque parezca extraño. 
Padre Santiago González
Padre Santiago González
Sacerdote de la archidiócesis de Sevilla ordenado en el año 2011

Del mismo autor

¿HAY MEDIOS INFORMATIVOS CATÓLICOS?….CLARO QUE SÍ

Destacamos dos medios informativos que hacen una impresionante labor evangelizadora. y...

Últimos Artículos

El papa Francisco y San Pedro Damián

Las palabras sobre la homosexualidad en los seminarios que...

URGENTE – Crecientes rumores sobre una «solución final» para la Misa Tradicional

Queridos lectores, Una vez más, como al menos dos veces...