ONE PETER FIVE

Gaudete et Exsultate, una nueva exhortación apostólica sobre santidad acaba de ser liberada

Steve Skojec  | One Peter Five
La gran mayoría de los comentaristas católicos discutirán la nueva exhortación apostólica del Papa, Gaudete et Exsultate, que fue emitida oficialmente hoy. El tema de la exhortación es “El llamado a la santidad en el mundo de hoy”.

Imagínese tratar de aprender acerca de la santidad del hombre que insiste en decirnos que el infierno no existe, que el adulterio no es realmente adulterio, que la Santísima Virgen María quiso llamar a Dios mentiroso, que podemos usar anticonceptivos a pesar de ser un pecado grave, que robar tumbas está perfectamente bien, y así sucesivamente. Este es el mismo hombre que nos dice que los chismes son “terrorismo” pero se burla de los sacerdotes fieles, y menosprecia a los fieles que se preocupan por seguir las enseñanzas de la Iglesia llamándoles “rígidos” o “fariseos” o “neo-pelagianos” o “doctores de la ley”, despide a tres sacerdotes que trabajan en uno de sus dicasterios más importantes sin causa, públicamente acusa de decir calumnias a víctimas de abuso sexual sin siquiera reunirse con ellos para escuchar sus preocupaciones, todo mientras promociona su propia humildad. (De hecho, está tan ocupado en insultar a las personas que ha inspirado un compendio de sus muchos y únicos epítetos).

Estoy muy lejos de ser un hombre santo. Tan lejos, de hecho, que me pregunto si alguna vez podré cerrar el gran abismo entre quién soy y quién necesito ser. Pero si hay algún hombre en este planeta menos capaz de ayudarme a encontrar mi camino hasta allí, no puedo imaginar quién sería sino, como lo llama un sacerdote amigo mío, “ese hombre en Roma”. No se puede confiar que un lobo conduzca a las ovejas a pastos seguros -especialmente cuando está adornado con el atuendo de un pastor.

Por lo tanto, para ser franco, no tengo prisa por leer esta última misiva, que, con casi 20,000 palabras, es absolutamente escasa en comparación con sus escritos anteriores, pero más de cuatro veces más de lo que mi paciencia me permite. Sé que lo más probable es que me vean obligado a discutirlo ampliamente en los próximos meses, pero lo estoy posponiendo. Por ahora, prefiero dedicar mi tiempo a escribir sobre cosas que tienen algún significado en nuestras vidas más allá de la última indignación diaria con el papa. Es agotador mantenerse al día con su constante y clamorosa demanda de atención, como el sonido incesante de un gong.

Sin duda, contendrá ciertos pasajes de auténtica sabiduría católica, que serán utilizados por los papólatras para golpear a los críticos, que se concentrarán en las “gotas de veneno” que el Papa León XIII nos advirtió. Ya escucho a amigos y colegas que, en un espíritu de mortificación (o quizás de curiosidad morbosa) ya están estudiando minuciosamente la cuestión, y dicen que está plagada del mismo tipo de enigmáticas ensaladas de palabras, teología problemática y degradaciones innecesarias que hemos llegado a esperar de nuestro castigo papal. Como la mente brillantemente satírica detrás de la cuenta de Twitter del “Jefe de Correos del Vaticano” nos informó anoche:

“Cuando se trata del medio ambiente, el Papa Francisco predica con el ejemplo. Él estaba tan preocupado por el reciclaje, que hizo toda la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate con base en homilías e insultos reciclados. Nada se desperdicia.”

El único pasaje que sé que puedo recomendar, me lo señaló un amigo europeo que consiguió una copia temprana, y es este:

“161. Entonces, no pensemos que [el demonio] es un mito, una representación, un símbolo, una figura o una idea[121]. Ese engaño nos lleva a bajar los brazos, a descuidarnos y a quedar más expuestos. Él no necesita poseernos. Nos envenena con el odio, con la tristeza, con la envidia, con los vicios. Y así, mientras nosotros bajamos la guardia, él aprovecha para destruir nuestra vida, nuestras familias y nuestras comunidades, porque «como león rugiente, ronda buscando a quien devorar» (1 P 5,8).

Gracias, Santo Padre. Aprecio su reconocimiento de nuestro trabajo – aunque me pregunto dónde piensa que vive el demonio, si el infierno no es un lugar real.

En cualquier caso, para aquellos que son más valientes que yo en este día, y desean comenzar a leer la exhortación, lo pueden hacer aquí.

(Traducido por Gabriel Ramírez/Adelante la Fe)

One Peter Five

Edición en español de la web norteamericana One Peter Five (onepeterfive.com) bajo la dirección de Steve Skojec
Libro Recomendado
Recibe nuestras noticias por email