fbpx

Homilía: ¿Cómo ha de ser un sacerdote de Cristo? Padre Gálvez

A través de experiencias personales cuando él era joven y trabajaba con los indios en el Tambo (Ecuador), el P. Alfonso abre su corazón y va dibujando cómo ha de ser la vida de un sacerdote de Cristo.

Habla de la ilusión por evangelizar, su fidelidad a la vocación, el amor a los fieles a quienes fue destinado. Todo un ejemplo y modelo para los sacerdotes jóvenes y de aquellos que han sido llamados al sacerdocio.

Habla también del intento de eliminar el sacerdocio por parte de algunos, al ordenar como sacerdotes a los “viri probati” (hombres casados) debido a la escasez de sacerdotes.

Termina hablando de la causa de la apostasía de muchos sacerdotes, que no es otra que el aburrimiento, debido a su vacío interior, como consecuencia de haberle dado la espalda a Cristo y haberse vuelto al mundo.

No hay mayor bendición para un hombre que ser llamado a ser “otro Cristo”




Padre Alfonso Gálvez
Padre Alfonso Gálvezhttp://www.alfonsogalvez.org/
Nació en 1932. Licenciado en Derecho. Se ordenó de sacerdote en Murcia en 1956. Entre otros destinos ha estado en Cuenca (Ecuador), Barquisimeto (Venezuela) y Murcia. Es Fundador de la Sociedad de Jesucristo Sacerdote, aprobada en 1980. Desde 1982 reside en El Pedregal (Mazarrón-Murcia). A lo largo de su vida ha alternado las labores pastorales con un importante trabajo redaccional. Ha publicado Comentarios al Cantar de los Cantares (dos volúmenes), La Fiesta del hombre y la Fiesta de Dios, La oración, El Amigo Inoportuno, Apuntes sobre la espiritualidad de la Sociedad de Jesucristo Sacerdote, Esperando a Don Quijote, Homilías, Siete Cartas a Siete Obispos, El Invierno Eclesial, Los Cantos Perdidos y El Misterio de la Oración. Para información adicional visite su web http://www.alfonsogalvez.com

Del mismo autor

Últimos Artículos

La ley está con los cristianos, la Buena Batalla es urgente

Desafortunadamente, raramente sucede. Pero sucede. En poco tiempo, dos...

El espíritu romano que necesitamos

El espíritu romano es el que sólo se respira...

Don Pietro Leone: El Concilio y el eclipse de Dios (I)

Rorate Caeli se complace en publicar en capítulos, la...