fbpx

Jesús vendrá desde Oriente. Pero en el Vaticano han perdido el rumbo

La Santa Sede desautoriza al cardenal Sarah, quien quiere que en la Misa los sacerdotes y los fieles estén todos “orientados hacia el Señor”. Pero él no cede y relanza la propuesta. Desde Ratzinger a Bergoglio, el incierto destino de la “reforma de la reforma”

ROMA, 14 de julio de 2016 – Fue el papa Francisco en persona, en el 2014, que quiso al cardenal Robert Sarah a la cabeza de la Congregación para el Culto Divino, aunque después de haber depurado a la misma Congregación de los funcionarios más en sintonía con el cardenal, gran cultor de la tradición.

Pero entre Sarah y el Papa el entendimiento ha sido siempre difícil. Y en los días pasados ha rozado la ruptura, según el comunicado trilingüe difundido el lunes 11 de julio por la sala de prensa de la Santa Sede:

> “Es oportuno aclarar…”

El comunicado fue posterior a una audiencia celebrada dos días antes entre Sarah y el Papa. Audiencia precedida a su vez, el 5 de julio, por una conferencia del cardenal en Londres, que dio lugar a muchos rumores.

De esa conferencia, el comunicado dice que “algunas frases suyas han sido erróneamente interpretadas como si anunciaran nuevas indicaciones que difiriesen de las dadas actualmente en las normas litúrgicas y en las palabras del Papa sobre la celebración de cara al pueblo y sobre el rito ordinario de la misa”.

Y concluye diciendo:

“No están, por lo tanto, previstas nuevas directrices litúrgicas a partir del próximo Adviento como alguno ha deducido impropiamente de algunas palabras del cardenal Sarah, y es mejor evitar utilizar la expresión ‘reforma de la reforma’, refiriéndose a la liturgia, dado que a veces ha sido fuente de equívocos”.

Pero ese mismo día, en el que el Vaticano emitía este comunicado, el cardenal Sarah relanzó a través del sitio web angloparlante “Sacra Liturgia” el texto oficial y completo de su conferencia en Londres, en inglés y en francés, subrayando que “no retiraba nada” de cuanto había dicho:

> Robert Cardinal Sarah: Towards an Authentic Implementation of “Sacrosanctum Concilium”

> Le cardinal Robert Sarah: Vers une authentique mise en œuvre de “Sacrosanctum Concilium”

La conferencia es para ser leída en su totalidad. Pero aquí basta ante todo señalar que en ella Sarah atribuye justamente a un entendimiento entre él y el papa Francisco esa expresión de “reforma de la reforma” que el comunicado ahora habría dejado de lado:

“Tengo el placer de decir que cuando fui recibido en audiencia por el Santo Padre en el pasado mes de abril, el papa Francisco me pidió que estudiara la cuestión de una reforma de la reforma y el modo en el que las dos formas del rito romano podrían enriquecerse recíprocamente”.

Y luego, sobre todo, quedó inmodificado el pasaje de la conferencia que había hecho tanto ruido, respecto a la orientación de las celebraciones litúrgicas:

“Quiero hacer un llamado a todos los sacerdotes. Quizás hayan leído mi artículo publicado hace un año en ‘L’Osservatore Romano’ (12 de junio del 2015) o mi entrevista concedida al semanario ‘Famille Chrétienne’ en el mes de mayo de este año. En ambas oportunidades dije que es de fundamental importancia retornar lo más rápido posible a una orientación común de los sacerdotes y de los fieles, dirigidos juntos en la misma dirección – hacia el Este o por lo menos hacia el ábside – hacia el Señor que viene, en todas las partes del rito en las cuales nos dirigimos al Señor. Esta práctica está permitida por las actuales normas litúrgicas. En el nuevo rito esa práctica es perfectamente legítima. En efecto, pienso que una etapa crucial es obrar de modo que el Señor esté en el centro de las celebraciones.

“Por lo tanto, queridos hermanos en el sacerdocio, les pido humilde y fraternalmente que pongan en acción esta práctica dondequiera que sea posible, con la prudencia y la pedagogía necesarias, pero también con la certeza en cuanto sacerdotes, que es algo bueno para la Iglesia y para los fieles. Vuestra valoración pastoral determinará cómo y cuándo esto será posible, ¿pero por qué no comenzar el primer domingo de Adviento de este año, cuando esperamos al ‘Señor [que] viene sin demora’ (cfr. el Introito del miércoles de la primera semana de Adviento)? Queridos hermanos en el sacerdocio, prestemos atención a las lamentaciones de Dios proclamadas por el profeta Jeremías: ‘Porque ellos me volvieron la espalda, no la cara’ (Jer 2, 27). !Dirijámonos de nuevo hacia el Señor! Desde el día de su bautismo, el cristiano no conoce más que una dirección: el Oriente. ‘Tú has entrado entonces – nos recuerda san Ambrosio – para mirar a tu adversario, de quien has decidido renunciar cara a cara, y ahora te vuelves hacia el Oriente, ad Orientem; porque el que renuncia al diablo se vuelve hacia Cristo, lo mira directo a los ojos’ (San Ambrosio, ‘De Mysteriis’)”.

El comunicado vaticano del 11 de julio da muestras de demoler esta argumentación del cardenal Sarah, al citar un pasaje del Ordenamiento General del Misal Romano del año 2002, que prescribe que el altar “se construya separado de la pared, para que la celebración se pueda realizar de cara al pueblo”.

Pero no dice que esta norma vale para las iglesias de nueva construcción, mientras que para las antiguas se admite la erección de un nuevo altar “versus populum” sólo cuando el altar antiguo orientado hacia el ábside “haga difícil la participación del pueblo y no se pueda trasladar sin detrimento del valor artístico”.

Y ni siquiera se advierte que la norma según la cual “el altar ocupe el lugar que sea de verdad el centro hacia el que espontáneamente converja la atención de toda la asamblea de los fieles” se aplica casi siempre justamente a los nuevos altares construidos a posteriori, más que contra los monumentales altares del pasado.

En efecto, Sarah ya había contestado las objeciones lanzadas por el comunicado vaticano, en la entrevista concedida a “Famille Chrétienne” y recordada por él en la conferencia, explicando cómo es “totalmente legítima y conforme a la letra y al espíritu del Concilio Vaticano II” la Misa celebrada hacia Oriente, y explicitando la profundísima riqueza simbólica:

> Cardinal Sarah: comment remettre Dieu au cœur de la liturgie

Pero sobre todo Sarah ya había dicho lo esencial en el artículo – también recordado en la conferencia de Londres – publicado por él en “L’Osservatore Romano” del 12 de junio de 2015, un artículo para él de importancia capital, aunque traicioneramene mantenido en las sombras por los órganos de información de la Santa Sede:

> Silenziosa azione del cuore

Entre otras cosas, escribió el cardenal en ese artículo programático de su acción como prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos:

“Contrariamente a todo lo que se sostuvo a veces, es totalmente conforme a la Constitución conciliar, y es absolutamente oportuno que durante el rito de penitencia, el canto del Gloria, las oraciones y la plegaría eucarística, todos – sacerdotes y fieles – giren juntos hacia Oriente, para expresar su voluntad de participar en la obra de culto y de redención cumplida por Cristo. Este modo de obrar podría ser puesto en acto oportunamente en las catedrales donde la vida litúrgica debe ser ejemplar”.

Para no hablar de cuán estimada por Benedicto XVI y por su “reforma de la reforma” es la cuestión de la orientación de las celebraciones litúrgicas, especialmente luego de la publicación en 2006 de un ensayo por parte del liturgista anglo-alemán Uwe Michael Lang, con un prefacio del mismo Joseph Ratzinger :

> Joseph Cardenal Ratzinger: “Versus Deum per Iesum Christum”

Respecto a esto dijo el cardenal Sarah en su conferencia de Londres:

“Me parece que es útil recordar lo que ya dije otras veces: el papa Francisco me pidió que continuara con la extraordinaria obra litúrgica emprendida por Benedicto XVI (cfr. el mensaje a la conferencia ‘Sacra Liturgia’ del 2015 en Nueva York, en Estados Unidos). No se invalida la visión de su predecesor porque tenemos un nuevo Papa. Todo lo contrario, el Santo Padre Francisco tiene un inmenso respeto por la visión litúrgica y las decisiones ejecutadas por el Papa emérito Benedicto XVI, en fidelidad escrupulosa a las intenciones y a los objetivos de los Padres del Concilio”.
__________

Entre las reacciones hostiles a la conferencia ofrecida en Londres el 5 de julio por el cardenal Robert Sarah – a parte de los tweets del director de “La Civiltà Cattolica” y confidente del Papa, el jesuita Antonio Spadaro –,  se señala la del cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster, quien al día siguiente escribió a sus sacerdotes una carta para desalentarlos de celebrar la Misa orientados hacia Oriente:

> Cardinal Nichols discourages priests from celebrating Mass ad orientem

__________

Una fricción anterior entre Francisco y el cardenal Sarah estuvo referida a las modificaciones introducidas en el rito del lavado de los pies, que el cardenal promulgó con la condición que fuese contemporáneamente publicada la carta de la que resultaba que el que imponía las modificaciones era el Papa:

> Lavado para todos. El Jueves Santo de Francisco
__________

En el libro “Dieu ou rien. Entretien sur la foi”, traducido en una docena de idiomas, que en el 2015 ha hecho que el cardenal Sarah sea conocido en el mundo:

> Un Papa desde el África negra

Otro libro de su autoría estará a la venta a fines del verano, más directamente referido a la liturgia.

__________

Sandro Magister

[Traducido por José Arturo Quarracino. Artículo original]




Hemos Visto
Hemos Visto
Artículos de opinión y análisis recogidos de otros medios. Adelante la Fe no concuerda necesariamente con todas las opiniones y/o expresiones de los mismos, pero los considera elementos interesantes para el debate y la reflexión.

Del mismo autor

Últimos Artículos