Interesante documento de 2012 sobre la correcta traducción de las palabras de la Consagración en la Santa Misa: La plegaria Eucaristica I dice asi:

“ACCÍPITE ET BÍBITE EX EO OMNES: HIC EST ENIM CALIX SÁNGUINIS MEI NOVI ET AETÉRNI TESTAMÉNTI, QUI PRO VOBIS ET PRO MULTIS EFFUNDETÚR IN REMISSIONEM PECCATÓRUM HOC FÁCITE IN MEAM COMMEMORATIÓNEM”
La traduccion correcta y corregida por el Sumo Pontifice Benedicto XVI es:
TOMAD Y BEBED TODOS DE EL, PORQUE ESTE ES EL CALIZ DE MI SANGRE, SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA, QUE SERA DERRAMADA POR VOSOTROS Y POR MUCHOS PARA EL PERDON DE LOS PECADOS. HACED ESTO EN CONMEMORACION MIA.
es muy distinto decir: “por vosotros y por todos los hombres, lo cual es incorrecto, ya  que realmente lo correcto es:  Por vosotros y por muchos”
Hay que tener mucho cuidado con las traducciones y mas aun con las interpretaciones que le damos a los textos sagrados, detras de ellos Jesus y Dios nos dictan puntualmente el camino a seguir…y si nos equivocamos debemos corregirlo.
Lo afirma el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi: 
 En el canon de la misa «la traducción “por muchos”, más fiel al texto bíblico, es mejor que “por todos”, que pretendía hacer más explícita la universalidad de la salvación que trajo Cristo». Lo afirma el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, que puntualiza, ante los micrófonos de Radio Vaticana, el sentido de una carta que Benedicto XVI escribió hace poco al episcopado alemán sobre una cuestión que se refería a la correcta interpretación que hay que atribuir a la fórmula de la consagración del vino en la misa. Para la Iglesia Católica, subraya el portavoz, «el hecho de que Jesús muriera para la salvación de todos es indudable, por lo tanto una buena catequesis tiene el deber de explicarlo bien a los fieles », sin embargo también hay que «explicar, al mismo tiempo, el significado profundo de las palabras de la institución de la Eucaristía». 

«Para el Papa – en efecto – las palabras de la institución de la Eucaristía son fundamentales, estamos en el corazón de la vida de la Iglesia: con el “por muchos”, Jesús se identifica con el Siervo de Yahweh, anunciado por el profeta Isaías; repitiendo estas palabras expresamos mejor una doble fidelidad: nuestra fidelidad a la palabra de Jesús y la fidelidad de Jesús a la palabra de la Escritura». «Una cuestión teológica – subraya Lombardi – pero con profundo significado para la fe de cualquier cristiano». En efecto, diciendo «el Señor se ofrece “por vosotros y por muchos” – explica el jesuita – nos sentimos directamente implicados y, en la gratitud, llegamos a ser responsables de la salvación prometida a todos». 

«El Papa – recuerda Lombardi – ya había tratado este tema en su libro sobre Jesús y ahora nos da un ejemplo profundo y sugestivo de catequesis en algunas de las palabras más importantes de la fe cristiana. Una lección de amor y de respeto por la Palabra de Dios, de reflexión teológica y espiritual glorificada y esencial, para vivir profundamente la Eucaristía».

En su carta, escrita en Castelganfolfo, durante la breve estancia tras la Semana Santa, concluye el padre Lombardi, «el Papa termina diciendo que en el Año de la fe tenemos que comprometernos en esta dirección. Esperamos hacerlo de verdad ».