Es imparable, por enésima vez en este Pontificado, un obispo relacionado con una comunidad conservadora, que se considera conservador, que tiene posturas conservadoras, que es “atacado” por sus sacerdotes y/o colegas liberales… es relevado O (como en este caso) presenta su dimisión (o “es dimitido”).

Esta vez ha ocurrido en Francia, donde el Obispo de Quimper (miembro de la Comunidad de San Martín, conservadora, ordenado en Genoa en 1987), Jean-Marie le Vert, dimitió (o “fue dimitido”) y el Papa aceptó su dimisión (o “dimisión”). Fue nombrado obispo de Quimper por Benedicto XVI en 2007, y ha sido fuertemente atacado por sus sacerdotes liberales desde entonces, e incluso se tomó un descanso en 2014 (por razones personales – provocado por la situación tremendamente estresante, quizás… – o por órdenes superiores, ¿quién sabe?).

La Communauté Saint-Martin, muy conservadora, cuya fundación por Monseñor Jean-François Guérin (oblato de Fontgombault) fue inspirada y promovida por el Cardenal Siri, es la que más sacerdotes nuevos aporta a la Iglesia en Francia, con varias ordenaciones todos los años (más que ninguna comunidad Tradicionalista).

***

(Hace días, se ha nombrado un coadjutor, considerado moderadamente conservador, para “ayudar” al obispo más cercano a la tradición, Mario Oliveri, de Albenga-Imperia, que todavía tiene 70 años… Puede encontrar más información sobre este caso en el post anterior de Rorate.)

¿Va a llegar pronto la masacre de obispos conservadores a una diócesis cercana a usted (e incluso a un Cardenal…)?

[Traducido por Blanca Lozano. Artículo original]