fbpx

¡Los enemigos de Summorum pontificum quieren guerra!

Tomado del portal alemán Summorum-Pontificum.de

Paix Liturgique publicó ayer su carta 805, con más información sobre la programada restricción o abolición de Summorum Pontificum. Presentamos a continuación una traducción parcialmente condensada.

Empieza por una larga cita de monseñor Minnnerath, arzobispo de Dijon, que se dirigía el pasado día 26 a un grupo de fieles de la liturgia tradicional que le habían expresado su descontento: «En los próximos días o semanas se publicará un nuevo motu proprio». Pero aun antes de publicarse dicho documento –si es que llega a publicarse– hay cada vez más noticias de las intenciones de los enemigos del motu proprio anterior que publicó Benedicto XVI.

[Se afirma que] el Secretario de Estado monseñor Parolin declaró a un grupo de cardenales: «¡Tenemos que acabar de una vez por todas con esta Misa!» Por su parte, monseñor Roche, el flamante prefecto de la Congregación para el Culto Divino, declaró entre carcajadas a un grupo de representantes del seminario romano y miembros anglohablantes de la Curia: «Summorum pontificum tiene los días contados. Vamos a devolver a los obispos la competencia en esa cuestión, pero eso sí, no a obispos conservadores».

Cabe destacar que monseñor Minnerath, que abrió en Dijon las hostilidades contra la feligresía tradicional, es además miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, por lo que viaja todos los meses a Roma y está muy metido en los ambientes en que se está gestando la ofensiva contra Summorum pontificum.

El motu proprio Summorum pontificum que promulgó Benedicto XVI en 2007 fue un acuerdo que con gran  habilidad   permitió la coexistencia la Misa nueva de Pablo VI y la Misa Tridentina; la coexistencia del fuego con el agua, se podría decir. Según nuestras indagaciones, es evidente que ese tratado de paz ha gozado de una amplia acogida en la mayor parte de los fieles cristianos, asistan o no al rito tradicional.

Como ya sabíamos desde que el Papa habló ante la Conferencia Episcopal Italiana el lunes de Pentecostés, el nuevo texto limitará las atribuciones de los sacerdotes diocesanos para celebrar según el rito tradicional. No sólo eso. Se tomarán medidas para animar a los sacerdotes de las comunidades de Ecclesia Dei a celebrar además la nueva Misa, y a incluir ésta y el magisterio conciliar en la formación de los seminarios de las mencionadas comunidades.

Una segunda parte de la carta de La Paix Liturgique se titula Los partidarios de la reforma litúrgica se han dado cuenta de la magnitud del mundo tradicionalista. Esta sección se centra en la observación, que ya hemos hecho aquí en varias ocasiones, de que las comunidades orientadas hacia la Tradición se cuentan entre los escasos sectores de la Iglesia que prosperan, mientras que las estructuras conciliares están cayendo en picada  . Es de destacar la observación de La Paix Liturguique de que en esto destaca un grupo de Roma que profesa abiertamente la hermenéutica de la ruptura y entiende que la Misa de siempre y la nueva representan dos etapas incompatibles de la doctrina.

La tercera sección, Palomas y halcones, es un intento de pasar revista al frente interno en Roma, que ya no está tan claramente definido como hace algunos años. Entre los mismos modernistas es cada vez mayor la oposición al caótico gobierno del actual pontífice, y aun entre los más entregados a la reforma litúrgica se alzan voces que –teniendo en cuenta la inestable situación que atravesamos– dan la alarma para que no se abran nuevos frentes de batalla en el combate contra los tradicionalistas.

La cuarta y última sección, Se prepara la resistencia, dice:

El revuelo causado por las filtraciones sobre la modificación de Summorum pontificum revela que se está preparando un frente de resistencia. ¿Vamos a volver a la situación de los años setenta, cuando entró en vigor el nuevo Misal de Pablo VI? La única diferencia estriba en que las instituciones romanas y los episcopados de los diversos países están mucho más debilitados.

Los sacerdotes y los fieles de la arquidiócesis de Dijon que todavía van a la iglesia no entienden la actitud de su arzobispo, les resulta incomprensible. Ésa será sin duda la reacción de todo el pueblo cristiano: no entenderán. ¿Para que reabrir viejas heridas? ¿Para qué regodearse exteriormente por el ecumenismo si por dentro se lo rechaza? ¿Por qué se manifiesta tan poca misericordia?

Todo esto tiene lugar en un entorno de dramática decadencia del catolicismo. Andrea Riccardi, principal representante de la comunidad de San Egidio –que es en realidad todo lo contrario de un conservador– señaló en un libro recientemente publicado que el incendio de la catedral parisina de Notro Dame simboliza la inminente extinción de la Iglesia como fuerza social: La Chiesa brucia: crisi e futuro del cristianesimo (arde la Iglesia: crisis y futuro del cristianismo). Recorriendo uno por uno los países europeos, hace un análisis que revela el colapso del catolicismo. Por supuesto, en sus conclusiones expresa inevitablemente un atisbo de esperanza dando a entender que la crisis no significa el fin. Pero antes de ello hace algunas afirmaciones bastante ponzoñosas como «muchos católicos han pasado del entusiasmo por Bergoglio a la desilusión», o «la solución no estará en hacer reformas estructurales», y afirma: «El tradicionalismo es una realidad de peso en la Iglesia, tanto en cuanto a organización como a contenido».

Han prometido la extinción de los católicos que siguen el rito tradicional de la Santa Misa: «¡Tenemos que acabar de una vez por todas con esa Misa!» (Cardenal Parolin). Y «Summorum pontificum tiene los días contados» (arzobispo Roche). A los católicos tradicionalistas les esperan tiempos difíciles si se acaba la tolerancia de Roma y lo que más o menos se puede considerar tolerancia de los obispos. Pero ¿alguien cree que se resignarían? Podría ser que en el duelo que se vislumbra en el horizonte salgan más perjudicados los guardianes del Concilio.

(Traducido por Bruno de la Inmaculada. Artículo original)

RORATE CÆLIhttp://rorate-caeli.blogspot.com/
Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos

Del mismo autor

Rorate Caeli Purgatorial Society: octogésimo sexto listado de Almas

A continuación encontrará la octogésima sexta publicación de las Almas inscritas...

Últimos Artículos