MADRE MARAVILLAS Y LA PERFECCIÓN

Yo te ruego, Señor, la gracia de que no salga de esta vida sin haber alcanzado el grado de perfección que debo alcanzar, sin haber hecho todo el bien que debo hacer, y sin haberte dado toda la gloria que yo te debo dar. Para alcanzar esto y reparar todo el tiempo perdido, toma, ¡Oh Corazón Divino! aquellos medios que Tú sabes me son necesarios, pues yo acepto todo…

Padre Santiago González
Padre Santiago González
Sacerdote de la archidiócesis de Sevilla ordenado en el año 2011

Del mismo autor

Urgente: recuperar el sentido Cristiano de la Muerte

Hace pocos días ha saltado a los medios informativos la noticia...

Últimos Artículos