Un pecador busca con verdadero arrepentimiento a Cristo crucificado

(Texto traducido del portugués)

A vos corriendo voy, brazos sagrados

en la Cruz sacrosanta descubiertos,

que para recibirme estáis abiertos

y por no castigarme estáis clavados.

A vos, divinos ojos eclipsados

de tanta sangre y lágrimas cubiertos,

pues para perdonarme estàis despiertos

y por no condenarme estàis cerrados.

A vos, clavados pies, por no dejarme,

a vos sangre vertida, para ungirme,

a vos cabeza baja, por llamarme.

A vos, costado herido, quiero unirme,

a vos, clavos preciosos, quiero atarme,

para quedar unido, atado y firme.

GREGORIO DE MATOS

(1633 – 1696)

San Miguel Arcángel
San Miguel Arcángelhttp://sanmiguelarcangel-cor-ar.blogspot.com.es/
Artículos del Blog San Miguel Arcángel publicados con permiso del autor

Del mismo autor

Tentaciones de los agonizantes (Útil lectura también para lo sanos)

Por más que comúnmente no sea así, no se puede negar...

Últimos Artículos

Tres corazones ardientes

Si me remonto a la llamada plenitud de los...

El siglo oscuro de la Iglesia

La Iglesia ha conocido numerosas épocas de crisis, y...