fbpx

SAN BRUNO: FUNDADOR DE LA CARTUJA

 

     Bruno Nace en Alemania el año 1035. Ordenado sacerdote, cursó estudios de teología en París
y fue nombrado canciller de la Diócesis de Reims (Francia).

          A la edad de 50 años, junto a  otros seis compañeros, se retiró para fundar el Monasterio de los monjes cartujos. Después el Papa Urbano II le llamó a Roma como consejero y, sin poder liberarse de esta función, fundó otra casa de cartujos en la ciudad eterna, donde finalmente se retiró a la vida contemplativa hasta su muerte en el año 1101. Su día es el 6 de Octubre.

          Los cartujos siguen estrictamente la regla benedictina. Es la orden de mayor grado de
clausura de la Iglesia, y tras casi un milenio de existencia permanecen hoy en doce paises
del mundo (incluyendo a España) siendo Corea del Sur la última nación donde han fundado dos casas.

          Se recomienda vivamente ver la película «El Gran Silencio» para adentrarse en la
espiritualidad de esta orden fundada por San Bruno. Y también visitar la web oficial accesible
en seis idiomas: www.chartreux.org

          San Bruno, fundador de la Cartuja, intercede por nosotros

NO DEJEN DE VER ESTE HERMOSO VÍDEO EN HOMENAJE A ESTE GRAN SANTO DEL SILENCIO, DE LA ORACIÓN Y DE LA HUMILDAD.

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote en 2011. Vicario parroquial de la de Santa María del Alcor en el Viso del Alcor (Sevilla) entre 2011 y 2014. Desde 2014 es párroco de la del Dulce Nombre de María en bellavista (Sevilla) y cuasi-párroco de la de Santa María en Fuente del Rey (Dos Hermanas). Desde 2011 colabora como voluntario en la pastoral penitenciaria de la prisión de Sevilla-1. Capellán de la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Fundador de "Adelante la Fe".

Del mismo autor

SANTA CECILIA: MÁRTIR, VIRGEN Y PATRONA DE LA MÚSICA

Santa Cecilia, virgen y mártir, tiene su día el 22 de...

Últimos Artículos

«Me desposaré contigo para siempre»

En su origen oriental, la fiesta de la Epifanía...

Viganò: Cuando temía por mi vida redescubrí la Misa Tradicional

DILECTA MEA Los que permitís que se prohíba la Misa...

La santidad, única solución a la crisis de nuestro tiempo

La crisis de nuestro tiempo ha pasado ya del...