fbpx

SAN ROBERTO BELARMINO

Roberto Belarmino es un santo nacido en la Toscana italiana el año 1542. Desde muy joven vio su vocación religiosa e ingresó en los jesuitas donde llegó a ordenarse presbítero a los 28 años de edad. De inteligencia muy elevada, su espíritu era muy sencillo y nunca deseó honores eclesiales ni aspiró a ellos. Sin embargo fue ordenado Obispo y creado Cardenal poco después.

Profesor de la Universidad de Lovaina, defendió la fe y la doctrina católica frente al cisma protestante, y lo hizo con sobresaliente eficacia pastoral. Escribió un catecismo (y un resumen del mismo) que estuvieron en vigor hasta San Pio X. Y otras obras apologéticas donde desarrolló los argumentos más comprensibles para desenmascarar los errores procedentes del cisma luterano.

Murió en 1621, y uno de sus últimos servicios a la Iglesia fue hacerse cargo de la Biblioteca del Vaticano.
Declarado Doctor de la Iglesia Católica el año 1931.

Su día es el 17 de Septiembre.

San Roberto Belarmino, que pusiste tu inteligencia al servicio de la verdad, intercede por nosotros

Padre Santiago González
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote en 2011. Vicario parroquial de la de Santa María del Alcor en el Viso del Alcor (Sevilla) entre 2011 y 2014. Desde 2014 es párroco de la del Dulce Nombre de María en bellavista (Sevilla) y cuasi-párroco de la de Santa María en Fuente del Rey (Dos Hermanas). Desde 2011 colabora como voluntario en la pastoral penitenciaria de la prisión de Sevilla-1. Capellán de la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Fundador de "Adelante la Fe".

Del mismo autor

EVANGELIO DE HOY: LA SANTIDAD DE JOSÉ, ESPOSO DE LA MADRE DE DIOS

Día litúrgico: Feria privilegiada de Adviento: 18 de Diciembre Texto del Evangelio...

Últimos Artículos

Administrador fiel y prudente. Comentario a Lc. 12, 32-48

«¿Quién es el administrador fiel y prudente que el...

Un sacramento menospreciado: la penitencia

Los católicos fieles al Magisterio inmutable de la Iglesia...

Una crítica doctrinal de Desiderio desideravi: La primacía de la adoración

Introducción del editor: Damos inicio a la publicación, en...