El 26 de Enero la Iglesia recuerda la memoria de los santos Timoteo y Tito, ambos discípulos de San Pablo. Los dos fueron Obispos y presidieron las sedes de Éfeso y Creta. Les fueron dirigida cartas por su maestro donde
se contienen sabias advertencias sobre la formación de los fieles a ellos encomendados.
Timoteo es uno de los primeros conversos a Cristo desde el judaísmo. Ayudó mucho en su labor a Pablo y hacía de enlace entre el apóstol de las gentes y las comunidades cristianas recién fundadas. Murió mártir el año 97. Tito por su parte procedía del paganismo y acompañó a Pablo en su labor de Roma. Murió muy anciano después
de haber cooperado con Pablo en la evangelización del mundo gentil.

      Santos Timoteo y Tito, interceded por nosotros

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".