ADELANTE LA FE

Sexo prematrimonial es SIEMPRE pecado mortal

Hoy muchas parejas de novios conviven antes de casarse, sin remordimiento de conciencia alguno y sin que nadie les toque la conciencia. Sus propios familiares los tratan sin darles el menor indicio de que hacen algo mal contribuyendo con ello a solidificar su comportamiento pecaminoso y ofensivo a Dios al propiciar ante ellos la imagen de que lo que hacen es “normal” y no merece reprobación.

Hay que recordar que convivir juntos antes de casarse es pecado mortal, y no hay excepción:

Ver:

– San Pablo a Tesalonicenses, 1ª, 4

– Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino, II, 154

– Catecismo de Párrocos (Concilio de Trento) pag 386

–  Catecismo de la Iglesia Católica punto 2353

Ha sido el propio Dios quien ha sentenciado infaliblemente que los impuros y adúlteros (un “divorciado” que convive con otra pareja es un adúltero también)  no entrarán en el Reino de los Cielos.

“¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales” – San Pablo a Corintios, 1ª, 6. ….entre otras muchas citas bíblicas

Para recuperar el estado de GRACIA se precisa la inmediata CONFESIÓN con propósito de enmienda.