fbpx

Usted también debe estar junto a Mons. Schneider este domingo

Estamos a tan solo unos días de la histórica visita de Mons. Schneider a España, a Sevilla y quiero hacer unas breves reflexiones sobre lo importante que es la presencia de cada uno de ustedes aquí ese día. Sí, me dirijo a usted que aún no se ha decidido a venir, o que incluso ya ha decidido no venir porque le supone mucho esfuerzo o tenía otros planes.

No me cabe duda de que muchos de los que nos leen, sino todos, experimentan de una forma u otra las inquietudes del momento presente ¿qué podemos hacer? ¿en qué podemos ayudar? se preguntan y nos preguntan. Hace tan sólo unos días publicamos un escrito de Monseñor Schneider donde nos daba importantes claves para entender cuál es nuestro papel, que debe ser por nuestra parte una participación activa, visible y pública en la defensa de la Fe.

A Dios rogando y con el mazo dando, resume perfectamente lo que nos ha querido decir. Por supuesto tenemos que llevar nuestra vida espiritual, promocionar la Santa Misa tradicional, pero esto “sólo” sería el “a Dios rogando”, y no podemos quedarnos ahí sino que tenemos que dar, en el contexto actual, humanamente todo lo que esté en nuestras manos. No podemos refugiarnos únicamente en lo espiritual, ni en el olor a sacristía e incienso, en una especie de quietismo devastador… es preciso que cada uno haga lo que buenamente esté en su mano y ello no porque la acción se anteponga a lo espiritual, sino porque es nuestra obligación. Dios tendrá la última palabra. 

Y ¿qué es ese algo? De una forma muy especial Monseñor animaba al papel activo capitalizador de internet y las páginas webs como la nuestra, a la cual ha apoyado repetidas veces de forma explícita y directa animándonos a continuar la labor: tenemos que hacer uso de todos los recursos que ofrece el mundo moderno para nosotros. No estemos limitados a la espera de los medios de comunicación para difundir estos mensajes. No tenemos que esperar a que cada pastor predique desde el púlpito. Debemos abrazar las nuevas formas de comunicación que nos permiten difundir el Evangelio y las enseñanzas de nuestra Santa Madre la Iglesia. Debemos llevar nuestro mensaje a la Internet, publicarlo en sitios web, blogs y redes sociales”.  Igualmente animaba a “organizar conferencias y simposios a nivel académico”.

Usted, pues, tiene la oportunidad de empezar a hacer algo, y ese algo tiene fecha concreta, el próximo domingo. Su presencia es imprescindible para mostrar su apoyo público y trasladar su cariño a uno de los pocos obispos que han hablado, y lo hace alto y claro. Estamos siempre quejándonos de que nadie actúa, de que nadie hace nada, pero cuando alguien actúa ¿no lo vamos a apoyar? 

No me cabe duda que cada uno de nosotros podría tener una excusa para no estar aquí el próximo domingo, incluso que en muchos casos suponga un verdadero esfuerzo y sacrificio personal, pero no les debe caber la menor duda que justamente cuanto más le suponga estar aquí, más mérito tiene su apoyo pues usted habrá entendido que estar en Sevilla ese domingo no es solo venir a una conferencia o un almuerzo, es un acto público en el que unos pocos valientes deciden, contra viento y marea, decir aquí estoy YO, con valentía, sin excusas, para defender mi Fe y a los pocos que se levantan defendiéndola. Me podía haber quedado en casa, en mis obligaciones o compromisos, pero no, aquí estoy para testimoniar a Dios y a este Santo obispo que me tendrán junto a ellos. Muchas personas así lo han entendido y vendrán desde Argentina, Portugal y de todos los puntos de España, desde Barcelona a Santiago de Compostela, desde Madrid a Málaga. Ellos también tenían excusa, pero decidieron dejarla de lado.

Por todo ello, para mostrar su apoyo a Monseñor Schneider como obispo valiente que es, para de alguna forma mostrarlo a todos los pocos que día a día dan la cara, para dar usted un paso adelante y decir aquí estoy yo también, y para mostrar su apoyo a nuestra web. Por todos esos motivos , y por más, quiero verle el próximo domingo en Sevilla con su aplauso y su calor a Monseñor Schneider.

Le espero, no me falle.

Miguel Ángel Yáñez

P.S Para que nadie tenga excusas, hemos logrado que el restaurante permita hacer reservas hasta este viernes a las 23h. Así que si aún está indeciso cuenta con unos días más para decidirse. Recordarle que la entrada a la conferencia es libre y gratuita. Toda la información sobre el evento y reservas AQUÍ




Miguel Ángel Yáñez
Miguel Ángel Yáñez
Empresario y padre de familia católico.

Del mismo autor

Últimos Artículos