La capilla de la facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid ha sido cerrada al culto católico. El decano de dicha facultad ha alegado motivos de estructuración de las aulas para actividades propias de la facultad, proponiendo “un zulo” para los oficios religiosos.
La indignación ha sido generalizada. Multitud de fieles asistieron el pasado 14 de julio a la capilla para reivindicar la plena utilización de la sala para el culto católico. Una estratégica acción nocturna por parte de los responsables del campus universitario propició el cambio de cerradura de la capilla que imposibilitó la entrada al dia siguiente a la misma.
El capellán de la capilla, P. Javier Carralón celebró la Santa Misa en los pasillos frente a la puerta de entrada de la misma, custodiada esta por dos guardias de seguridad.
En los próximos días sabremos el fin de este conflicto.
Carlos Garoz