fbpx

VIRGEN DE LA ESPERANZA

El 18 de Diciembre es la festividad mariana de la Virgen de la Esperanza.
Es imposible preparar la Navidad prescindiendo de esta advocación que se celebra en el final del tiempo de Adviento. Es el gozo esperanzado de María ante la inminencia del parto virginal. Esta devoción mariana nace del sentir popular y tiene un momento histórico propio en el  X Concilio de Toledo celebrado el año 656. Era San Eugenio el Obispo de esa Sede y éste,
junto a San Ildefonso, propagó la devoción de la Esperanza por toda España. La contemplación de la Virgen María en estado de gravidez es la que dio origen a la advocación de la O, que es como también se conoce a María de la Esperanza. Pero añadido a esta intuición popular hay que reseñar que como las antífonas marianas se inicial con una O exclamativa, por eso a la Esperanza se la llama también Virgen de la O.

Se adjunta la bellísima imagen de la Virgen de la Esperanza Macarena (arriba) y de la O (izquierda).
Ambas imágenes dolorosas reciben culto en Sevilla.

VIRGEN DE LA ESPERANZA, RUEGA POR NOSOTROS

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote en 2011. Vicario parroquial de la de Santa María del Alcor en el Viso del Alcor (Sevilla) entre 2011 y 2014. Desde 2014 es párroco de la del Dulce Nombre de María en bellavista (Sevilla) y cuasi-párroco de la de Santa María en Fuente del Rey (Dos Hermanas). Desde 2011 colabora como voluntario en la pastoral penitenciaria de la prisión de Sevilla-1. Capellán de la prisión de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Fundador de "Adelante la Fe".

Del mismo autor

ABERRACIONES LITÚRGICAS: QUE SE ACABEN DE UNA VEZ POR AMOR DE DIOS!!!!!

Este reportaje "intensivo" que viene a continuación está obtenido de la...

Últimos Artículos

Viganò: Cuando temía por mi vida redescubrí la Misa Tradicional

DILECTA MEA Los que permitís que se prohíba la Misa...

La santidad, única solución a la crisis de nuestro tiempo

La crisis de nuestro tiempo ha pasado ya del...

El Romano Pontífice tiene el deber de restablecer la paz litúrgica

Conforme avanzamos por el proceso sinodal rumbo al Sínodo...