fbpx

We are familiy y tutti fratelli

Todas las fuerzas fraternales que quieren fraternizar fraternalmente se vienen uniendo en estos días. Su misión es conseguir que todos estemos contentos, todos happies y felices sabiendo que no pasa nada, que aunque existan las enfermedades, las pandemias, los abortos y los corruptos, somos una Familia, así con mayúsculas. Tras el enorme exitazo (es un decir), de la fratelli tutti y su aceptación como magisterio extraordinario por parte de la masonería, Pedro Sánchez, Podemos y resto de fuerzas fraternales, ahora la OMS, que como todo el mundo sabe está gobernada por hermanitas de la caridad preconciliares, nos propone cantar We are Family a toque de silbato. El punto de partida parece que será el nueve de noviembre, aunque ya hay suficientes anuncios educativos para afrontar esta nueva etapa de hermandad común. Véase la noticia, con cincuentones moviendo el esqueleto, bailarines y cantantes de diversa diversidad racial, generacional y estética… todos felices al comprobar que somos una familia. Y que no pasa nada, porque solo por esto ya vamos a vencer a los virus, al fascismo y a los agoreros que quieren quitarnos la verdadera fraternidad. Las que nos da el provenir todos del mono sapiens cuando se hizo autoconsciente. Ya sólo nos falta que nos propongan cantar la Internacional para afirmar que no queremos ni reyes ni dioses sino hermanos trabajadores que se unen contra el catolicismo, que es el verdadero opresor de las conciencias. Bueno, al menos hasta que apareció la Laudato y la Fratelli. Juntos y juntas Podemos. Salimos más fuertes y fuertas. No podrán con nosotros y nosotras. Resistiremos. La Fraternidad que nos ha dado la Madre Naturaleza tiene tanto valor, que el mismo Vaticano ha emitido ya las monedas, que podrían servir para el comercio fraternal. Creo que las venden en lotes de 30.

Lo ha dicho el capitoste de la OMS en su última encíclica:

“’We Are Family’ es más que una canción. Es un llamado a la acción para la colaboración y la bondad, y un recordatorio de la fuerza de la familia y la importancia de unirse para ayudar a otros en momentos de necesidad. Ahora más que nunca, las comunidades y las personas de todo el mundo deben prestar atención a este mensaje y unirse, como una familia global, para apoyarse mutuamente a través de este desafío de Covid-19, y recordar que nuestra salud y bienestar es nuestro regalo más preciado”, ha detallado Tedros.

Ya lo vemos. Nuestra salud es lo más preciado. Y el bienestar. Una vez destruida la Familia Cristiana gracias al aborto, el divorcio, la educación de los niños, la aceptación de los miles de géneros, y puestos en las manos de nuestros líderes políticos y religiosos de esta Nueva Era rezando todos en Asís… estemos tranquilos. Esta Familia Global es nuestra victoria. Nada ni nadie podrá contra esta Humanidad. Viva la Familia Humana.

Y ya puestos, cantemos también junto con la ONU el Imagine del católico John Lennon, que no anda muy lejos de las consignas del Tutti Frutti. No hay más que comparar el contenido.

Y el bienestar, la salud y la salvación del alma…que se vayan a paseo. ¿A quién le importa?

Noticias Comentadas
Noticias Comentadas
Comentarios rápidos a noticias por la redacción de Adelante la Fe

Del mismo autor

La Fiscal y el Verdugo

La fiscal de Málaga, haciendo honor a su nombre,...

Últimos Artículos