fbpx

Bioética: la niña más vieja del mundo es una nueva ofensa a Dios y a su ley

Es la niña más vieja del mundo. Cumplió 27 años y no es una mujer joven sino una niña, de hecho una neonata. No es un acertijo ocioso sino una realidad. Estamos hablando de Molly, nacida en octubre del 2020, pero concebida en 1992 y que después permaneció en un congelador durante casi 30 años. Todo un record.

A la National Embryo Donation Center, una organización sin fines de lucro que congela embriones abandonados y los dona a parejas que después deciden “adoptarlos”, acudieron Tina y Ben Gibson, matrimonio residente en Tennessee (USA), los cuales no lograban tener hijos. Molly fue entonces descongelada e implantada en el útero de Tina.

Pero la historia, entre lo bizarro y el horror, no termina aquí. De hecho la pareja norteamericana ya en el 2017 había hecho descongelar un embrión de 25 años. Y no un embrión cualquiera, sino la hermana gemela de Molly llamada Emma. De hecho una pareja anónima había dejado en el congelador cuatro embriones, de los cuales dos han visto la luz y los otros, según parece, aún permanecen en nitrógeno líquido.

Los cortocircuitos de esta historia son innumerables. Por ejemplo, Tina tiene 29 años: una madre adoptiva con tan solo un año y medio más que la hija. Cuando en el 2017 nació Emma, Tina declaró a la CNN: « ¿Se dieron cuenta que yo y este embrión habríamos podidos ser las mejores amigas?». De hecho, cuando Emma fue concebida, al igual que Molly, la señora Tina tenía tan solo un año y medio.

Pero las paradojas no terminan aquí. Molly tiene la misma edad que su hermana Emma, pero fisiológicamente es tres años más joven. Dos gemelas pero de edad (fisiológica) differente. Molly al mirar a la hermana podrá ver como será ella misma dentro de tres años. La sensación de vértigo que podría tener el lector es un síntoma de que tiene sentido común.

Es curioso el nombre elegido: Molly que por asonancia recuerda a Dolly, la primera oveja clonada. Una analogía fonética que, con seguridad, no recordaron los cónyuges Gibson pero que de todos modos permanece en sí misma sugestiva y simbólica: la manipulación pro-creativa de los animales desde hace años se ha transferido al hombre. La persona ya no se genera más pero puede ser también producida. Si es un producto puede permanecer almacenado durante años en los depósitos. Además la parejita de gemelas que tienen los mismos progenitores biológicos y la misma gestante – adicional esquizofrenia de la práctica en probetas– irán creciendo juntas. Esto podría ser bueno pero no disipa una cierta sensación fastidiosa: Emma y Molly parecen una parejita y no pueden ser vendidas separadamente.

La reificazione del nascituro voluta per soddisfare i desideri delle coppie viola le leggi di natura e non solo quelle che riguardano la procreazione, ma anche quelle che riguardano la genitorialità e i rapporti trafratelli, addirittura infrangono alcune leggi che presiedono alle tempistiche che regolano la fertilità e alla distanza temporale tra l’età dei parenti.

El rechazo del niño por nacer deseado para satisfacer los deseos de la pareja viola las leyes de la naturaleza y no únicamente las que se refieren a la procreación, sino también a aquellas que se refieren a la parentalidad y a la relación entre hermanos e incluso violan algunas leyes inherentes a la regulación de la fertilidad y a la diferencia de edad entre los padres. De hecho, con relación al primer caso, entre la concepción y el nacimiento ya no transcurren más aproximadamente nueve meses sino que pueden pasar años o décadas. Respecto al segundo aspecto, nos encontramos frente a “hijos” casi coetáneos de sus “padres” (y, en el futuro, más viejos que ellos) y gemelos con “edades” diferentes. Los límites temporales se sobrepasan, de hecho se alteran. La armonía que transmite la relación de amor entre los cónyuges, la concepción, la gestación, la paternidad y la relación entre los hermanos se quiebra, se disuelve, fragmentada en todos los componentes de la que está hecha y que deberían estar unidos entre sí. La historia de la pobre Molly es, por lo tanto, amargamente paradigmática del fenómeno de la desintegración de las leyes naturales queridas por Dios.

L’articolo Bioética: la niña más vieja del mundo es una nueva ofensa a Dios y a su ley proviene da Correspondencia romana | agencia de información.




Corrispondenza Romanahttps://www.corrispondenzaromana.it/
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.

Del mismo autor

Últimos Artículos

Andante con Motu

Los amantes de la música saben de qué se...

LAPIDES CLAMABUNT (Mons. Viganò habla sobre Traditiones custodes) ACTUALIZADO CON VÍDEO

https://youtu.be/ntynzu1yJdg Dico vobis quia si hii tacuerint, lapides clamabunt. Lc. 19,...