Texto del Evangelio (Jn 1,35-42): En aquel tiempo, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: «He ahí el Cordero de Dios». Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús. Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dice: «¿Qué buscáis?». Ellos le respondieron: «Rabbí —que quiere decir, “Maestro”— ¿dónde vives?». Les respondió: «Venid y lo veréis». Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con Él aquel día. Era más o menos la hora décima. Andrés, el hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan y habían seguido a Jesús. Éste se encuentra primeramente con su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías» —que quiere decir, Cristo—. Y le llevó donde Jesús. Jesús, fijando su mirada en él, le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas» —que quiere decir, “Piedra”.
PALABRA DE DIOS

En la Santa Misa el sacerdote exclama “Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del munsdo….”, como hace dos mil años exclamara Juan el Bautista. Dios hecho niño en un pesebre, al hacerse mayor como hombre, se presenta como el Cordero que va a morir a causa de nuestros pecados. Todo son locuras de Amor de Dios para con nosotros…pero como nosotros hemos sucumbido al materialismo pagano, solo creemos en aquello que nos da placer a los sentidos y a corto plazo además. En estos días de Navidad pidamos al Señor que nos dejemos iluminar por su infinito Amor para que se deshagan en nuestros corazones las oscuras sombras proyectadas por los goces efímeros del mundo.





Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".