Cuando pretendemos vivir una alegría  despojada de toda cruz, responsabilidad moral, sacrificio, lucha contra el pecado personal, ascética…..entonces esa falsa alegría acaba matando la fidelidad que desaparece. Desde la falsa alegría es imposible ser fiel y, sin fidelidad no es posible salvarse.

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".