El «informe final de la visita apostólica de los institutos de mujeres religiosas en los Estados Unidos de América» ha sido emitido por la Congregación vaticana para los institutos de vida consagrada y las sociedades de vida apostólica, y aparentemente las hermanas y monjas americanas están en perfecta comunión con la Iglesia Católica y su magisterium permanente. Nada que ver aquí, amigos.

Nuns for ChoiceNo hubo mención de los temas sociales, ni de hábitos, ni de disonancias abiertas, y de hecho, el tono del informe parece disculpar a las mujeres religiosas disidentes que obstaculizaron durante el proceso y rechazaron participar en la visita apostólica. Nunca podremos saber porqué la visita apostólica fue reclamada en primer lugar por el Papa Benedicto.

Contraste esto con los franciscanos de la Inmaculada bajo este papado.

Lo interesante es cómo incluso los principales medios de comunicación entienden que se ha producido una ruptura importante entre Benedicto y Francisco, mas recientemente reflejada en el reportaje de hoy de la visita que comenzó en el 2008.

El informe entero, expuesto en la página web de la oficina de prensa de la Santa Sede, se puede leer aquí.

Nuns on the Bus[Traducido por Gloria Gracia Pérez. Artículo original. Posteado por ]