Tomado de La Reppubblica:

19 de febrero de 2015

CIUDAD DEL VATICANO — Sucedió el martes 10 de febrero, pero el Santo Padre no lo ha hecho saber hasta hoy durante su encuentro con el clero de Roma. Mientras celebraba la Misa habitual en la Casa Santa Marta, Bergoglio ha abordado el tema del matrimonio de los sacerdotes.

En la celebración se encontraban presentes siete sacerdotes que celebraban sus bodas de oro como presbíteros, pero también otros cinco que habían colgado los hábitos para casarse. Cuando uno de los clérigos presentes, el padre Giovanni Cereti, preguntó por la cuestión de los sacerdotes casados (recordando el caso de las iglesias orientales, en las que los casados pueden se ordenados mientras que millares de sacerdotes casados del Rito Latino no pueden celebrar), Bergoglio respondió: “El problema está en mi agenda”. [Actualización: En el texto de la nota publicada originalmente por La Reppubblica decía “la cuestión” (la questione), como sigue diciendo en otras fuentes. Más tarde se corrigió para que dijera: “Bergoglio respondió sorprendido: “El problema está en mi agenda”. La palabra en sí no altera el sentido de lo que se dijo].

Esta nota de ZENIT (en inglés) sobre el incidente en cuestión confirma que el Papa habló de los sacerdotes casados.

[Fuente, en italiano. Traducido por J.E.F. Artículo original]