Aunque ni siquiera informamos sobre esta cuestión, el papa Francisco recientemente dijo a una protestante que debería preguntarle a Jesús si debería recibir la Sagrada Comunión sin la intención de convertirse al catolicismo. (Perdonen, hay demasiadas tonterías para cubrir a diario),  hoy les comunicamos que es cierto que el cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha corregido al papa Francisco, y con fuerza.

NB: Aunque sea positivo, por favor no piensen que esto tiene repercusiones más allá de poner las cosas en su lugar, y detener la (¿diaria?) confusión y el escándalo que provoca el pontífice en los fieles. La comunión para los adúlteros bien podría avanzar, pero si Dios quiere, el cardenal Sarah sólo hará que su voz sea más fuerte en la oposición al sacrilegio de poner a Cristo en las lenguas de los divorciados vueltos a casar.

De LifeSiteNews:

El cardenal del Vaticano a cargo de la liturgia y los sacramentos ha defendido firmemente la tradición de la Iglesia sobre recibir la comunión en vista de los comentarios del papa Francisco a una mujer luterana, sugiriéndole que ella podía elegir recibirla en conciencia.

“Una persona no puede decidir si puede recibir la comunión. Tiene que seguir la regla de la Iglesia”

Hablando con la reportera de Aleteia, Diane Montagna, el cardenal Robert Sarah dijo: “La intercomunión no está permitida entre católicos y no católicos.  Debes confesar la fe católica.  Un no católico no puede recibir la comunión.  Eso está muy, muy claro.  No es asunto de seguir tu conciencia”.

Al responder a una mujer luterana que busca tomar la comunión junto con su esposo católico, el papa Francisco dijo: “Hay preguntas que sólo si uno es sincero con uno mismo y con la poca luz teológica que uno tenga, debe ser respondida por uno mismo.  Descúbrelo por ti misma” El Papa, que estaba hablando a una comunidad luterana en Roma el 15 de noviembre, agregó que tanto los luteranos como los católicos creen que el Señor está presente en la sagrada comunión, y que aunque haya “explicaciones e interpretaciones” que puedan diferir, “la vida es más grande que las explicaciones e interpretaciones”.

El papa Francisco llegó a la conclusión de que no estaba dentro de su competencia permitir o no que una mujer luterana reciba la sagrada comunión con su esposo católico, sino que para responder a su pregunta, ella debería “hablar con el Señor y continuar”.

Pero el cardenal Sarah que desempeña el cargo de Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, contradijo esta sugerencia: “No es que tenga que hablar con el Señor para saber si debo ir a la comunión”, dijo, “No, tengo que saber si estoy de acuerdo con la regla de la Iglesia”.

“No es un deseo personal o un diálogo personal con Jesús lo que determina si puedo recibir la comunión en la Iglesia católica. ¿Cómo puedo saber que el Señor realmente ha dicho: ‘Ven y recibe Mi Cuerpo’.  No.  Una persona no puede decidir si es capaz de recibir la comunión.  Debe seguir la regla de la Iglesia: es decir, ser católico, estar en un estado de gracia, casado adecuadamente [si está casado].

El cardenal advirtió que si la Sagrada Comunión no es recibida correctamente, no sería un beneficio para la unidad, citando a san Pablo que dijo: “Estaremos comiendo nuestra condenación”.

[Traducción de Rocío Salas. Artículo original]

RORATE CÆLI
Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos