El día 19 de Noviembre es la memoria de San Crispín, Obispo y Mártir. Crispín vivió en el siglo III y fue Obispo de Écija (que entonces era sede episcopal). Aunque la Iglesia Universal lo recuerda el día 20, la de Sevilla lo hace el 19. Fué decapitado en la entonces célebre colonia Iula Firma Astigitana, sobre el territorio de los Túrdulos, por no renunciar a la fe en Cristo. Crispín es uno de los más de cincuentamil cristianos mártires en tiempos de la persecución decretada por las autoridades imperiales de Roma. Se conserva y se sigue rezando una hermosa oración que alude a su martirio:
La Gracia fue de Dios Omnipotente
la que a Crispín armó de tal constancia
que ni la cárcel ni el tormento esquivo
ni los azotes ni la sed ni el hambre
ni menos el rigor del fuego ardiente
pudieron afear su cuerpo santo
aunque tan fieros los tormentos fueron
que a no estar en su Dios tan bien fundado
pusieran quebrantar su fe constante
          San Crispín, mártir de Écija, intercede por nosotros
Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".