fbpx

El Papa acepta la renuncia del Arzobispo de Bruselas

El Papa acepta la renuncia del Arzobispo de Bruselas – en tiempo récord. ¿Lo sucederá un liberal radical?

Danneels-Bonny

      ¿El pasado y futuro de Bruselas?
       Cardenal Danneels y el Obispo Bonny

El 01 de junio, el Papa Francisco informó a André-Joseph Leonard, Arzobispo de Mechlin-Bruselas y Primado de Bélgica, que la renuncia de este último había sido aceptada. La noticia fue reportada por InfoCatho y Kernet, los sitios oficiales de noticias en lengua francesa y alemana, respectivamente, de la Iglesia Católica en Bélgica. Los mismos reportes mencionan que el Papa Francisco pidió al Arz. Leonard que permaneciera en su cargo hasta que su sucesor fuera nombrado. Resulta muy inusual que los propios sitios de noticias de la Iglesia Belga publicaran la noticia de la aceptación de la renuncia mucho antes de cualquier anuncio oficial en el Bolletino vaticano. Lo anterior apunta a una corta espera (e ímpetu) por un sucesor. También se prevé que la delegación belga para el Sínodo de 2015 será encabezada por el nuevo Primado.

Monseñor Leonard cumplió 75 el 06 de mayo de este año. Habiendo sido designado por Benedicto XVI el 18 de enero de 2010 e instalado el 27 de febrero del mismo año, ha sido Arzobispo sólo por poco más de 5 años. Su corto reinado ha sido visto como un breve interludio o respiro para la ortodoxia en la que fue alguna vez una de las Sedes Europeas más importantes, tras el largo reinado  de dos liberales: Leon-Jozef Cardenal Suenens (1961-1979) y Godfried Cardenal Danneels (1979-2010). Es desconcertante, en particular por su corto reinado, que el Arz. Leonard no haya recibido la extensión habitual de por lo menos uno o dos años que se ha vuelto cada vez más habitual en las últimas dos décadas para los titulares de sedes cardenalicias, a menos que se encuentren gravemente enfermos. (No hay indicios de que el Arzobispo sufra de mala salud.) En efecto, la renuncia del Arzobispo Leonard fue aceptada en tiempo récord para un Arzobispo de Bruselas. En cambio, el Cardenal Danneels tenía setenta y seis años y medio antes de que su renuncia surtiera efectos a principios del 2010. El Cardenal Suenens dejó el cargo en 1979 a los 75 años y tres meses, pero eso en una época en que la edad de retiro a los 75 años era observada más uniformemente por parte de la Iglesia Católica en el mundo libre. Todos los demás Arzobispos de Mechlin desde que Bélgica fue un país independiente murieron en el cargo.

Es igualmente desafortunado que Monseñor Leonard deje el cargo sin que haya sido hecho Cardenal – el último Arzobispo de Mechlin-Bruselas que no fue cardenal mientras estaba en el cargo fue Francois Antoine Marie Constantin de Méan y de Beaurieux, Arzobispo de 1817 a 1831. Esta falta de promoción sólo subraya cómo Leonard pasó su reinado en gran parte a la sombra de Danneels, quien continuó afectando las políticas y eventos en la Iglesia de Bélgica después de 2010 y cuya influencia retomó fuerza después de la elección del Papa Francisco en Marzo de 2013.

Desde que Bélgica se independizó (1830), el arzobispado de Mechelen-Bruselas se ha alternado entre titulares francófonos y flamencos. Esto ha puesto el reflector en los cuatros ordinarios de Bélgica de origen flamenco: Obispos Jozef De Kesel de Brugge/Bruges (68 años este Junio), Lucas Van Looy SDB de Ghent (74 años en Septiembre), Patrick Hoogmartens de Hasseslt (63 años), y el hombre que se menciona ser el favorito para la Sede Primada de Bélgica: Johan Jozef Bonny de Antwerp (60 años en Julio). Van Looy es demasiado viejo, lo que reduce la “opción” a tres: De Kesel, Hoogmartens y Bonny. Desafortunadamente, los tres son liberales sin ambigüedades. Los tres se han pronunciado públicamente a favor de abolir el celibato obligatorio para los sacerdotes de rito latino, De Kesel es conocido por su apertura a la ordenación de mujeres, y Bonny, más infamemente, defiende que la Iglesia bendiga las “uniones gay” y las “parejas gay”, entre otras reformas radicales que le gustaría ver.

De los tres, Bonny es el más joven y tiene las conexiones adecuadas, al ser un protegido del Cardenal Danneels y del Cardenal Kasper (para el cual hace tiempo trabajó en el Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos.)

La costumbre de que un Primado de Bélgica francófono deba ser sucedido por un Primado flamenco no es una ley de la Iglesia y Roma ciertamente no está obligada por esta. Parecería injusto que otro prelado flamenco sucediera a Leonard, dado que este último ha gobernado por sólo 5 años, mientras que su predecesor flamenco (Danneels) lo hizo por 30. El predecesor francófono de Danneels, el Cardenal Suenens, reinó por 18 años y el predecesor flamenco de Suenens, el Cardenal Van Roey, disfrutó un épico reinado de 35 años.

En caso de que Francisco decidiera designar a otro francófono, tiene tres ordinarios entre los cuales escoger: Obispos Jean-Pierre Delville de Liege (64 años), Rémy Victor Vancottem de Namur (72 años en Julio) y Guy Harpigny de Tournai (67 años). Revirtiendo la situación preconciliar, el Walloon o parte de Bélgica de habla francesa está en mejor salud, eclesiásticamente, comparado con Flanders; antes de que fuera movido a Bruselas, Andre Leonard tuvo casi la mitad de los seminaristas de Bélgica sólo en la diócesis de Namur. Dada la edad del Obispo Vancottem, los candidatos francófonos más probables son los Obispos Delville y Harpigny; ambos están en buenos términos con el movimiento Tradicional Católico y han celebrado Misas Solemnes Pontificales acordes al Misal de 1962.

Algunos de nuestros lectores podrían preguntarse: ¿Por qué molestarse? La Iglesia de Bélgica está casi muerta, ¿a quién le importa quién será su próximo Primado? La realidad es que la Iglesia en Bélgica, como el resto de la Iglesia Católica en Europa Occidental, continúa ejerciendo una influencia enorme sobre la Iglesia Universal. La Europa Continental Occidental, a pesar de su declive terminal, permanece como el centro cultural e intelectual del Catolicismo en su conjunto, en particular por su desproporcionado (no obstante envejecido) número de prelados, religiosos y sacerdotes, su continuo dominio en la teología católica, su riqueza (y disposición de usar dicha riqueza para fondear su agenda eclesiástica) y su inevitable ubicación geográfica en la ciudad de Roma.

[Traducido por Ramses Gaona. Artículo original.]




RORATE CÆLI
RORATE CÆLIhttp://rorate-caeli.blogspot.com/
Edición en español del prestigioso blog tradicionalista internacional RORATE CÆLI especializado en noticias y opinión católica. Por política editorial no se permiten comentarios en los artículos

Del mismo autor

Divorcio y dureza de corazón

En el libro “Remaining in the Truth of Christ” (Permaneciendo en...

Últimos Artículos