Contempla la Gravedad de Tu Pecado

Fija tu mirada en Jesús. Contempladle para que podáis amarlo e imitarlo. La Cuaresma es tiempo para dejar atrás el mundo y contemplar cosas divinas. Acepta a la cruz (sufrimientos, pruebas y dificultades) por amor a Dios, en reparación por el pecado, y en preparación para una eternidad feliz. Reflexiona seriamente sobre tus pecados desde la perspectiva celestial. El pecado es fuente de TODOS los males y desgracias que cubren la tierra. Reconoce la gravedad del pecado y no pienses: «Pues todo el mundo lo hace» o «todos van al cielo». ¡No! Dios te está dando una oportunidad más. No recibáis su gracia en vano.

Padre Michael Rodríguez
Padre Michael Rodríguezhttp://svfonline.org/material-en-espanol/
Sacerdote diocesano de la Diócesis de El Paso, Texas, U.S.A. Fue ordenado sacerdote el 8 de diciembre, 1996. Desde septiembre de 2011, el P. Rodríguez ha ofrecido exclusivamente la Misa Tradicional en Latín. Debido a esto, su obispo rehúsa darle un cargo pastoral desde hace casi dos años. El P. Rodríguez está totalmente comprometido al apostolado de restaurar el culto y la doctrina de la Santa Madre Iglesia.

Del mismo autor

El Rosario fortalece a la familia

La Sagrada Familia sirve para iluminar e inspirar a cada familia. La...

Últimos Artículos

«Te dormiste»

El aria, llamada Nessum Dorma y perteneciente a la...

Si no eres Tradicionalista ¿te odio?

Traducimos a continuación unos comentarios de Michael Matt advirtiendo...