Viganò: La bendición de parejas homosexuales en Bélgica es herética

DECLARACIÓN DE S.E CARLO MARIA VIGANÒ SOBRE LA «BENDICIÓN» DE PAREJAS HOMOSEXUALES CELEBRADA EN BÉLGICA

Con gran escándalo para la salvación de las almas y el honor de la Iglesia de Cristo, la Conferencia Episcopal Belga ha aprobado y publicado un rito de bendición de parejas homosexuales, contraviniendo descaradamente las enseñanzas inmutables del Magisterio católico, que considera semejantes uniones intrínsecamente perversas, y por tanto, no sólo no las puede bendecir, sino que está en el deber de condenarlas como contrarias a la moral natural. La base ideológica de este rito sacrílego se deja entrever en las palabras sutilmente engañosas de Amoris laetitia, según las cuales «toda persona, independientemente de su tendencia sexual, ha de ser respetada en su dignidad y acogida con respeto».

El proceso de disolución moral y doctrinal implementado por la secta bergogliana prosigue imparable, indiferente ante la desorientación sexual que suscita en los fieles y los daños incalculables que acarrea a las almas.

Salta a la vista y es innegable la total incompatibilidad entre las enseñanzas del Evangelio y las desviaciones de esos herejes, que abusan de su poder y autoridad de pastores con fines contrarios a aquellos para los que Cristo instituyó la Sagrada Jerarquía en su Iglesia. Y más evidente aún el perverso reparto de papeles que asigna al titular de la sede romana el de formular principios heterodoxos contrarios a la doctrina católica y a sus cómplices en las diversas diócesis la escandalosa aplicación de dichos principios, en una tentativa infernal de arruinar la moral a fin de obedecer al espíritu del mundo.

Los vergonzosos excesos de algunos miembros de la Jerarquía tienen su origen en un plan deliberado y programado desde arriba, que gracias al camino sinodal se propone conceder autonomía al episcopado rebelde para propagar errores de fe y de moral mientras impide autoritariamente a los prelados fieles proclamar la verdad de Cristo.

21 de septiembre de 2022

Matthaei Apostoli et Evangelistae

Feria Quarta Quattuor Temporum Septembris

(Traducido por Bruno de la Inmaculada)

Mons. Carlo Maria Viganò
Mons. Carlo Maria Viganò
Monseñor Carlo Maria Viganò nació en Varese (Italia) el 16 de enero de 1941. Se ordenó sacerdote el 24 de marzo de 1968 en la diócesis de Pavía. Es doctor utroque iure. Desempeñó servicios en el Cuerpo Diplomático de la Santa Sede como agregado en Irak y Kwait en 1973. Después fue destinado a la Nunciatura Apostólica en el Reino Unido. Entre 1978 y 1989 trabajó en la Secretaría de Estado, y fue nombrado enviado especial con funciones de observador permanente ante el Consejo de Europa en Estrasburgo. Consagrado obispo titular de Ulpiana por Juan Pablo II el de abril de 1992, fue nombrado pro nuncio apostólico en Nigeria, y en 1998 delegado para la representación pontificia en la Secretaría de Estado. De 2009 a 2011 ejerció como secretario general del Gobernador del  Estado de la Ciudad del Vaticano, hasta que en 2011 Benedicto XVI lo nombró nuncio apostólico para los Estados Unidos de América. Se jubiló en mayo de 2016 al haber alcanzado el límite de edad.

Del mismo autor

INVITACIÓN A LOS OBISPOS Y SACERDOTES DE TODO EL MUNDO

INVITACIÓN A LOS OBISPOS Y SACERDOTES DE TODO EL MUNDO A...

Últimos Artículos

Casualmente, el cardenal McElroy dice la verdad acerca de los católicos de San Juan Pablo II

En su reciente artículo en América — “El cardenal McElroy sobre la ‘inclusión...

¡Los católicos verdaderos y el castigo divino-medicinal a la España pagana!

https://youtu.be/Qny7fel7lYw Domingo de Septuagésima. 9/2/09

“Porque soy bueno”

I. El tiempo litúrgico de “Septuagésima” nace históricamente por...