fbpx

Gervasio López

28 Publicaciones 0 COMENTARIOS
Hace escasos días, en esas tierras moras en que la barbarie campa por doquier y el diablo se regodea con la muerte, unos pobres niños sirios, a quienes la vida se les puso en contra y les dio un...
Introducción Quizás, mi pésima opinión sobre la literatura patria pueda verse a medias influida por mi vis un tanto decimonónica o por el carácter como carca de que blasono; quizás me sienta un pelín nostálgico o aquejado por ese carácter...
Me imagino un mar encabritado y vocinglero, erizado de crespones blancos y de frío; y por sobre él, un viento que se torna en criminal y lanza aullidos como enloquecido. Me imagino una ilusión inmarcesible o, más bien, el...
Uno de los más vesánicos mecanismos con que esta sociedad nuestra nos demuele la cordura es, sin duda, la perversión del lenguaje, esa suerte de alboroto semántico al que nos someten los fautores del Nuevo Orden Mundial, siempre ávidos...
Hace ya un tiempo, cuando mis textos comenzaron a guarecerse  bajo el espléndido marbete de Adelante la fe, glosé la extática emoción que me asaltaba cada vez que, ávido de curiosidad, indagaba de nuevo en el milagro que se...
La historia que ahora le relataré, querido lector, la escuché hace escaso tiempo en Radio María, en un fantástico programa que atrapé una vez, casi por casualidad, a una hora en que acostumbro a dedicarme a otros menesteres. Aventaba...
Discúlpeme, querido lector, que acometa el osado ejercicio de hilvanar, transido quizá de un atrevimiento rayano en la inconsciencia o en la soberbia, una breve digresión sobre el tema de la libertad. Y es que en esta época que...
Ahora que el PP ha revelado ya su verdadera faz de liberal falsario y engañador, siempre engorrinada con los chafarrinones guarros del más abyecto y oprobioso relativismo, no sorprende a ninguno de los bien avisados españoles esa reforma de...
Acostumbro a principiar mis textos con un preámbulo un tanto estrábico, beodo y en ciernes desatinado, con el que encorsetar mis desboques neuronales y al menos hilvanar, así, ciertas ideas provechosas; o, por decirlo de otro modo y seguir...
A menudo, los ditirambos se me hacen en exceso melindrosos y un tanto impostados, como aquejados de una muy alta dosis de fatal gregarismo o de bobalicón asentimiento; y así, desdeñoso de tales muestras de almibarado proceder, procuro alejarme...