SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Conformidad con la voluntad de Dios: Accidentes ordinarios y comunes

Conformarnos debemos en todo lo natural que nos sobrevenga sin depender de nosotros mismos, como el calor y el frío excesivo, la lluvia, la carencia de víveres, las enfermedades contagiosas, etc.

Guardémonos de decir: ¡Qué calor más insoportable! ¡Qué frío tan horrible! ¡Qué desgracia! ¡Qué desventura ¡Qué tiempo tan triste! — a otras cosas semejantes, que revelan cierta repugnancia hacia la voluntad de Dios. Todo debemos aceptarlo tal como se presenta, puesto que es Dios quien todo lo ordena. San Francisco de Borja, habiendo llegado una noche, que estaba nevando, a las puertas de una casa de la Compañía, llamó repetidas veces; pero, como los Padres estaban profundamente dormidos, las puertas permanecían cerradas. Cuando llegó el día fué recogido por ellos, dándole repetidas manifestaciones del inmenso pesar que les causaba haberle dejado de aquel modo expuesto a las incomodidades del mal tiempo; pero aseguróles el Santo que había experimentado un grandísimo consuelo al pensar que era Dios quien le mandaba aquella nieve.

De igual modo debemos portarnos con lo que sintamos en nuestro interior, como el hambre, la sed, la pobreza, el pesar, las humillaciones. En todo esto debemos decir a Dios: “Señor, haced y deshaced como mejor os plazca; yo estaré siempre contento, puesto que nada más quiero yo que lo que Vos Queréis”. — El P. Rodríguez (Perfecto cristiano, P. 1.a, trat. 8, cap. 7)nos enseña de este modo a desvanecer las astucias del demonio cuando presenta a nuestro espíritu ciertos supuestos casos, a fin de hacernos caer en algún mal consentimiento, o a lo menos inquietarnos, por ejemplo: si tal persona os dijera esto, haríais esto o lo otro… Cuando tales ideas se nos vengan a las mentes, respondámonos siempre: —Diría y haría lo que a Dios place. —Y con este medio evitaremos la menor falta y nos quitaremos el menor motivo de inquietud.

San Alfonso María de Ligorio

San Miguel Arcángel

Artículos del Blog San Miguel Arcángel publicados con permiso del autor