fbpx

Discurso de Virginia Coda Nunziante a la Marcha por la Vida

Estimados amigos,

Hemos escuchado maravillosos testimonios.

Mis pobres palabras muy poco pueden agregar a cuanto fue dicho hasta ahora. Lo que hemos escuchado no son solo palabras, son hechos, es vida vivida, es algo trágicamente ocurrido y que ocurre todos los días, algo que interpela nuestra conciencia, que nos motiva a dar testimonio de ello en la Marcha por la Vida y ante todo un testimonio, un empeño que asumimos de no callar, para estar más próximos de las personas que sufren, que han sufrido injusticias, para expresar solidaridad con las víctimas de una masacre como la causada por la ley 194 que legalizó el aborto en Italia.

Hay un libro de la vida y hay un libro de la muerte. En este libro de la muerte la fecha del 22 de mayo de 1978 está escrita con la sangre de casi 6 millones de víctimas de niños que nos transmiten un mensaje que queremos recoger: es el grito silencioso, utilizando la expresión de un célebre documento del doctor Nathanson, cuyo eco nunca se apaga y que nosotros queremos amplificar y retransmitir

6 millones en Italia en 40 años pero 50 millones de niños asesinados cada año en el mundo; 137.000 por día, 5.700 por hora.

No queremos dejar pasar este aniversario sin pedir a nuestros políticos, y principalmente a los están aquí en la calle con nosotros, que deroguen la ley 194 y, a la espera de que se llegue a esto, eliminen inmediatamente del gasto público los 2.300 millones de euros que todos los años son destinados a asesinar a nuestros niños. Todos sabemos cuál es la situación de la Salud Pública en nuestro país: ¿es posible que lograr una ecografía, un tac, una resonancia pueda llevar meses si uno no se puede permitir pagarlo generosamente y, por el contrario, para abortar, para matar, todo se resuelva en pocos días y sea todo gratuito porque a expensas del Estado y por tanto de todos nosotros, los contribuyentes?

Nosotros queremos denunciar todo esto porque la nuestra es una sociedad muy hipócrita que ahora practica la eugenesia y el infanticidio de Estado del cual tuvimos un dramático ejemplo en Gran Bretaña con el asesinato del pequeño Alfie Evans.

Nosotros, sin embargo, no queremos solo lamentar las víctimas sino honrar el ejemplo de tantos hombres y mujeres que con valentía defienden la vida. Hombres y mujeres que, como los padres de Alfie Evans y los padres de Vincent Lambert, nos enseñaron como el coraje y la determinación con el cual se combate constituyen una fuerza incontenible. Lo que proponemos con la Marcha por la Vida es también alentar a cada uno de nosotros a no substraerse al esfuerzo, sino a reaccionar con toda fuerza a la agresión a la que estamos expuestos. Sabemos que estamos frente a un sistema político, económico, jurídico y mediático aparentemente invencible, pero sepamos también que con la ayuda de Dios todo es posible y también que si nuestra Marcha reúne creyentes y no creyentes en la común defensa de la vida, nosotros no tenemos temor en proclamar públicamente en esta plaza el nombre de Dios, Creador y Señor de la vida y de la muerte de cada uno de nosotros. Estemos seguros que Él nos protege, estemos seguros que Él nos ayuda, estemos seguros que Él no cesará de asistirnos día a día, momento a momento, hasta la victoria contra la cultura de la muerte que nos amenaza. Esta cultura, este sistema, tiene en sí mismo el germen de su autodestrucción. La causa por la cual combatimos contiene en sí misma el germen de la vida y de la victoria. Nosotros representamos el futuro, no solo en lo que dice respecto a Italia sino al mundo entero. Por ello estamos junto a quienes mañana marcharán en la Argentina y el próximo viernes votarán en Irlanda, en ambos casos para evitar que se introduzca una similar legislación sobre el aborto en esos países. La dimensión internacional de la lucha es una de las razones de nuestra confianza.

Un agradecimiento caluroso a todos y los citamos para la próxima Marcha por la Vida el 18 de mayo de 2019.

 

Virginia Coda Nunzante – 19 de Mayo 2018

L’articolo Discurso de Virginia Coda Nunziante a la Marcha por la Vida proviene da Correspondencia romana | agencia de información.




Corrispondenza Romana
Corrispondenza Romanahttps://www.corrispondenzaromana.it/
«Correspondencia romana» (CR) es una agencia católica de información, cuyo director es el Prof. Roberto de Mattei, creada en 1980, que se publica regularmente todas las semanas desde noviembre de 1985. Desde entonces «Correspondencia romana» no ha cambiado su línea editorial y su concepción de la cultura, destacándose como un polo de referencia por la coherencia y la claridad de sus posiciones. El arco de noticias de CR abarca desde las temáticas religiosas hasta las políticas, culturales y las referentes a las costumbres, ofreciendo siempre una información documentada sobre los acontecimientos que permite emitir un juicio preciso y oportuno sobre los mismos. Su link ofrece una cuidadosa selección de lo que también es importante conocer en la Web.

Del mismo autor

El silencio de los Obispos en tiempos de pandemia

El silencio cómplice de los obispos italianos o, mejor dicho, de...

Últimos Artículos