ADELANTE LA FE

EXCLUSIVA: El Obispo de Oruro prohíbe la comunión en la mano en su diócesis

Recientemente el Obispo de la Diócesis de Oruro, Bolivia, Monseñor Cristóbal Bialasik, en su habitual celebración dominical del Santo Sacrificio de la Misa, este pasado domingo 16 de agosto, ha expresado que en la Iglesia diocesana a él confiada no se continuará administrando el Cuerpo del Señor -la Hostia Consagrada- en la mano a los fieles (es decir a quienes no somos sacerdotes).

El Prelado con justa razón desautoriza la administración de la Eucaristía de esa forma, ya que él mismo señaló, que se ha notado últimamente que hay personas que no consumen la Sagrada Forma al momento de recibirla, y se la quieren llevar fuera del templo con fines desconocidos.

Los sacerdotes celosos, de antaño, querían tener la seguridad de que quien recibiera la Hostia, fuera un feligrés conocido, a fin de evitar irreverencias, ya que habían judíos y miembros de otros grupos e ideologías que concurrían a las Misas para recibir el Cuerpo de Jesús, para luego profanarlo, arrojándolo al piso, escupiéndolo y pisoteándolo.

Como nos lo recuerda Mons. Athanasius Schneider, la práctica que hoy conocemos de la comunión en la mano nació en el siglo XVII entre los calvinistas, que no creían en la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía. “Ni Lutero lo habría hecho”, dijo el obispo: “De hecho, hasta hace relativamente poco los luteranos comulgaban de rodillas y en la boca, y todavía hoy algunos lo hacen así en los países escandinavos”.

Santo Tomás de Aquino, en su gran Summa Teológica, así lo confirma y explica:

«La administración del Cuerpo de Cristo corresponde al sacerdote por tres razones.

«Primera, porque él consagra en la persona de Cristo. Pero como Cristo consagró Su Cuerpo en la (Ultima) Cena, así también Él lo dio a otros para ser compartido con ellos. En consecuencia, como la consagración del Cuerpo de Cristo corresponde al sacerdote, igualmente su distribución corresponde a él.

«Segunda, porque el sacerdote es el intermediario designado entre Dios y el pueblo, por lo tanto corresponde a él ofrecer los dones del pueblo a Dios. Así, corresponde a él distribuir al pueblo los dones consagrados.

«Tercera, porque por reverencia a este Sacramento, nada lo toca sino lo que está consagrado, ya que el corporal y el cáliz están consagrados, e igualmente las manos del sacerdote para tocar este Sacramento. Por lo tanto, no es lícito para nadie más tocarlo, excepto por necesidad, por ejemplo si hubiera caído en tierra o también el algún otro caso de urgencia».1

A causa de la pérdida del sentido de pecado, advertida por el Papa Pío XII, hoy en día muchos fieles han perdido la fe en la Eucaristía, en la que Jesús se hace presente con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, así, de la manera en que los comulgantes reciben la Santa Comunión y asisten a la Misa, se ve claramente cuál es el grado de fe en la Presencia Verdadera.

Las profanaciones más graves se dan por la administración o recepción de los Sacramentos, o en el caso de la Santa Eucaristía, por la celebración indigna, es decir en pecado mortal, de ahí que la irreverencia deliberada y notable hacia la Santísima Eucaristía es el peor de los sacrilegios.

Recuerdo muy bien, un domingo en Chile, cuando con un colaborador apostólico visitábamos una parroquia rural. Ya en el pueblo, asistimos a la Misa. El párroco -un buen y santo sacerdote- tenía una visible invalidez que ciertamente no le permitía desplazarse. Llegado el momento de la comunión, la religiosa que actuaba de ministra de la comunión sostenía en una mano el copón, mientras que a su vez partía las sagradas formas para administrarlas. En acercarnos a recibir el Cuerpo del Señor, se veía que ésta, partía las hostias, y al hacerlo se veían caer al piso fragmentos no tan pequeños, hecho del cual la religiosa parecía no percatarse. Terminada la Santa Misa, los dos foráneos, sin habernos puesto de acuerdo, rápidamente fuimos a arrodillarnos ante los muchos fragmentos visibles esparcidos, y humedeciendo los dedos los consumimos.

Por hechos similares frecuentemente repetidos, en muchos países han surgido grupos de laicos cuya única responsabilidad es la de recoger fragmentos de las Hostias Consagradas que se han caído después de dar la comunión en la mano. 2

Sería largo mencionar todas las profanaciones en contra de Jesús Eucaristía, pero apuntemos las siguientes:

Recibir la Comunión con pecados graves en el alma, sin haberse confesado antes con un sacerdote.

Delante de Jesús Eucarístico se toma la postura de estar de pie y sentado.

Después de la Comunión eucarística pocos se quedan en íntima adoración con Jesús y casi todos salen inmediatamente terminada la Santa Misa.

Durante la comunión y después los fieles se quedan sentados, y muchas veces conversando.

Los cánticos, la manera de vestir, de hablar y el comportamiento general de la gente, no se diferencia en mucho, de lo que ocurre en otro tipo de reuniones.

Los cánticos y los instrumentos que se usan, el golpear las manos, dan a la Misa, un sentido de carnaval más que el de una función religiosa.

El olvido de Jesús presente en el Sagrario por parte de los fieles y de incluso muchos consagrados es casi total.

El Príncipe de la Teología afirma: «La Comunión la reciben los buenos y los malos pero con suerte muy desigual: de vida o muerte. Es muerte para los que la reciben sacrílegamente, es vida para los que dignamente la reciban».3

Germán Mazuelo-Leytón

[mks_separator style=”solid” height=”5″ ]

1 AQUINO, TOMÁS, Summa Teológica, “Tertia Pars, Cuestión 82, Articulo 3”

2 MAZUELO-LEYTÓN, GERMÁN, El diablo no tiene rodillas, http://infocatolica.com/blog/contracorr.php/1304080215-el-diablo-no-tiene-rodillas

3 AQUINO, TOMÁS, Secuencia de la fiesta de Corpus Christi.

Germán Mazuelo-Leytón

Germán Mazuelo-Leytón es conocido por su defensa enérgica de los valores católicos e incansable actividad de servicio. Ha sido desde los 9 años miembro de la Legión de María, movimiento que en 1981 lo nombró «Extensionista» en Bolivia, y posteriormente «Enviado» a Chile. Ha sido también catequista de Comunión y Confirmación y profesor de Religión y Moral. Desde 1994 es Pionero de Abstinencia Total, Director Nacional en Bolivia de esa asociación eclesial, actualmente delegado de Central y Sud América ante el Consejo Central Pionero. Miembro de la Fundación «Vida y Familia» de su diócesis. Difunde la consagración a Jesús por las manos de María de Montfort, y otros apostolados afines

71 Comments on this post.
  • hector lora
    11 febrero 2016 at 6:08 pm
    Leave a Reply

    Yo estoy de acuerdo. Jesús Sacramentado, Rey de Reyes, Señor de Señores.
    Esta postura de muchos miembros de la iglesia, está causando;polemicas negativas, confusión y divisiones y dice Jesús que no quiere diviciones en su Iglesia.
    A quién le corresponde prohibirlo, a ti, a mi, a los sacerdotes, curas, obispos, laicos etc.?
    Oremos por toda la Iglesia y porque se haga la voluntad de Dios y no la nuestra. Amen!

  • JOSE OTALORA
    23 agosto 2015 at 12:44 am
    Leave a Reply

    Estoy de acuerdo con e obispo de Oruro por el riesgo de falta de respeto al cuerpo de cristo, esto requerirá que quienes la distribuyen, sean también consagrados y no lo contrario que sucede hoy.

  • Charly Diaz Godoy
    21 agosto 2015 at 7:59 am
    Leave a Reply

    Por fin…o Gracias a Dios….Vamos a volver a la Fé….que siempre tuvimos y tendremos….! ! Trataré en Adelante…de Acercarme y Ayudar…en todo lo que sea posible….pues todavía hay otros punto que todavía , en vez de Blanco…están en Marrón….y DIOS..es AMOR….! ! ! !

  • Jaime Avendaño
    20 agosto 2015 at 6:45 am
    Leave a Reply

    Ora y espera. Y claro que llega la Bendita respuesta del Señor, cuántos hemos orado cientos de rosarios a la Santísima Madre de Dios para que esta repugnante actitud de recibir a nuestro Señor Jesucristo en la mano quede aniquilado. Se necesita ser un perfecto ciego y tener un corazón inhumano para no deducir que al verdadero Dios no se le recibe con las manos sucias. Sigamos ofreciendo misas, oraciones con el Santo Rosario, ayunos, sacrificios y mortificaciones para que está ignorante actitud se acabe en el mundo entero. NO A LA COMUNION EN LA MANO.

  • Juan Marìa Casamayor
    20 agosto 2015 at 4:26 am
    Leave a Reply

    TOtalmente de acuerdo con el Obispo de Oruro, es hora de que los Obispos se pongan los pantalones largos,¿quièn se hace de las partìculas que caen al piso o las que quedan en las manos del que comulga en la mano? Lean el libro de Marìa Sima sobre las almas del purgatorio.

  • Damián
    19 agosto 2015 at 5:48 pm
    Leave a Reply

    he vivido muhos años en Bolivia y en la zona del altiplano, donde está la ciudad de Oruro, se practica muchísima brujería y satanismo, (no son raros los sacrificios humanos y hablo de un tema que conozco bien), y por esta razón, el obispo ha decidido que nada de comuniones en la mano, debido (he sido testigo) a que no son pocos quienes se guardan la ostia consagrada para actos de brujeria y otras cosas que por pudor no relato.

  • Leonardo
    18 agosto 2015 at 11:43 pm
    Leave a Reply

    Exacto: hay que retomar filosófica y teológicamente el punto donde la Iglesia se equivocó de camino, justo antes del Concilio, y tener valor, sinceridad y Verdad en Cristo, para rectificar con todas sus consecuencias. Ahora, si seguimos con el mito de la eterna renovación, de lo viejo que queda atrás, y todas esas cosas más propias de un librillo de Paulo Coelho, vamos a perder la Fe Católica.

  •  ni
    18 agosto 2015 at 10:59 pm
    Leave a Reply

    Con todo respeto y sin querer posar de aguafiestas: ¿Donde está el decreto por el cual el Sr. Obispo Bialasik prescribe, manda y ordena que la Sagrada Comunión sólo se puede distribuir en la boca?

    Lo digo porque algo similar ocurrió con un cierto Cardenal, Arzobispo de una ciudad de un país justamente vecino a Bolivia, quien una vez en una entrevista a un medio italiano afirmó que en su jurisdicción estaba prohibida la Comunión en la mano, para luego comprobrarse que no había tal, era una simple recomendación suya a los miembros de su clero, pero de prohibición nada. Una homilía (medio por el cual pretendidamente se informó de la medida) no es un acto jurídico, mismo que se necesita para que la cosa sea un hecho cumplido.

    Repito, si se puede ver el documento en cuestión quedaré altamente agradecido; o al menos citar los términos del mismo.

    Gracias.

    • Católico Andino
      18 agosto 2015 at 11:21 pm
      Leave a Reply

      Es práctica eclesial que tiene efectos legales, que cuando un obispo señala una norma, lo hace o por escrito, o delante de dos testigos. El Obispo del caso, lo dijo en su homilía en la Catedral de su diócesis, y no dice la crónica que lo recomienda, sino que lo prohíbe.

  • Marili
    18 agosto 2015 at 10:45 pm
    Leave a Reply
  • Martha Gouveiaartha Gouveia.
    18 agosto 2015 at 9:22 pm
    Leave a Reply

    Hace un tiempo escuche esta anecdota sobre la manera de recibir a nuestro senor en una homilia sobre la Santa Eucaristia de un sacerdote colombiano. Despues de la celebracion de la Santa Misa sucedio que alguien le pregunto que porque no era correcto recibir a Jesus Sacramentado en la mano como el lo habia afirmado,contestandole le dijo lo siguiente: te pregunto una sola cosa: Tu estas casado? a lo que el feligres le dijo que si, entonces el de Nuevo le pregunta lo siguiente: Te gustaria que alguien que no fueras tu que eres su esposo la tocara? el feligres contesto con un NO rotundo y de sorpresa y con cierta molestia, el sacerdote al escuchar esto le dijo lo siguiente: ” Bien: Dios mediante el sacramento delmatrimonio te consagro a ti para que pudieras tocarla a ella, por tanto a mi me consagro para tocarlo unicamente a El.” Y muy de acuerdo con el post de Miguel Angel, fuera de todo context, deseo etc. Es a Jesus y por Jesus que tenemos que defender la verdad sobre este punto, porque simplemente es a Jesus mismo a quien se lastima creo que si pudieramos ver con estos ojos fisicos su sufrimiento llorariamos de dolor y de temblor y temor de como se le puede recibir aparte de hacerlo sin estar en la debida gracia.

    Bendiciones.

    Martha.

  • martina
    18 agosto 2015 at 8:18 pm
    Leave a Reply

    es asi, debe ser asi, por mas que se enojen los que lo hacen, solo los sacerdotes tienen las manos limpias, y aun asi, se lavan las manos para tocar a Jesus, como osar tocarlo con mis manos. nooo, no puedo, no debo, y no soy pura para hacerlo.

  • Vivi
    18 agosto 2015 at 6:20 pm
    Leave a Reply

    Espero que muchos sacerdotes sigan valientemente su ejemplo.

  • Vivi
    18 agosto 2015 at 6:13 pm
    Leave a Reply

    Que se prepare para la “misericordia” que le caerá encima. Me alegro por él y por sus feligreses.

  • Elva Agurto Castro
    18 agosto 2015 at 6:10 pm
    Leave a Reply

    Francisco de Asís no era padre pero era nuestro hermano fiel y humilde y entregaba la hostia bueno no es una critica pero vivimos en el mundo corporal pecamos pero dios nos perdona por intercesión de su amadisimo hijo y del santo espíritu , los que vivimos en el mundo nos falta humildad como que deseamos recibir de un padre el cuerpo de cristo y no de un laico comprometido son dos problemas de humildad.
    Elva Agurto Castro Perú

  • Miguel Angel Yáñez
    18 agosto 2015 at 5:27 pm
    Leave a Reply

    Abordar el problema de la comunión en la mano desde la perspectiva subjetiva es absolutamente erróneo. No se trata de lo que YO quiero, de lo que a MI me gusta, de en lo que a MI me afecta, de que a MI me permita reverencia o no. NO se trata de TI, se trata de ÉL.

    Por supuesto que la comunión en la mano incide en la reverencia debida y en muchos otros aspectos, pero sobre todo incide en la cantidad de partículas que caen al suelo y son PISOTEADAS Y PUES PROFANADAS, incluso cuando se comulga de rodillas y en la boca SIEMPRE hay partículas en la bandeja, imagínense en la mano. En cada partícula, aún microscópica, está Jesús en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad igual que la Hostia entera. No se trata pues de ti, sino en primer lugar de proteger a Jesús Eucarístico, el más débil de todos que por amor se entrega a nosotros en la Eucaristía totalmente sometido a nuestro cuidado… y lo cuidamos muuuuy mal, dejándolo PISOTEAR por nuestros caprichos ideológicos y personales. ¿acaso entregarías a tu hijo recién nacido, indefenso, en brazos de otra persona, como cualquier cosa, arriesgándolo a que se caiga? y ¿por qué lo haces con Jesús Eucarístico?

    Por otro lado basta de repetir la MENTIRA de que la comunión en la mano tal cual se da hoy es de origen apostólico. Es absolutamente falso como ha demostrado Mons. Schneider, es algo de origen calvinista para negar la presencia real.

    https://youtu.be/BiUqDa_Gzj0

    • Grisol
      19 agosto 2015 at 3:16 am
      Leave a Reply

      Súper!! Nada mejor explicado, el Sacerdote en nuestra parroquia, hizo la misma demostración que este joven y aun no queremos admitir que la Transubtanciacionesta en cada pedacito incluso en el pollito mas fino. Perdón Señor porque no sabemos lo que hacemos

      • Grisol
        19 agosto 2015 at 3:17 am
        Leave a Reply

        Perdón quise decir en el más fino polvito después de la consagracion

  • iudicamedomine
    18 agosto 2015 at 5:12 pm
    Leave a Reply

    El problema es que esto se pueda dejar en las manos de un obispo cualquiera. La comunión en la mano tendría que ser prohibida por la Iglesia, o sea, por el papa.
    Pero esto se ha tolerado, consentido a arbitrariedad de los obispos en las últimas décadas. Así algunos se lavan las manos, mientras otros hacen a su antojo. Que uno lo prohíba, da igual, otros tantos lo consienten, y hasta prohíben comulgar en la boca, de rodillas ni te cuento.

  • Gerardus VIII
    18 agosto 2015 at 4:18 pm
    Leave a Reply

    ¡Alabado sea Jesucristo!
    El otro día estaba viendo una foto del Papa san Juan Pablo II en la cual él, a pesar de que sus manos estaban consagradas y por lo tanto podía recibir la Sagrada Hostia, él prefería recibirla en la boca.
    También me entere que en la última procesión del Corpus Christi al que asistió, a pesar de que el Papa Juan Pablo II ya estaba totalmente invalido, y que el vehículo estaba en movimiento, él pidió que le ayudaran a ponerse de rodillas ante Cristo Sacramentado.

  • Carlos Huamán
    18 agosto 2015 at 3:39 pm
    Leave a Reply

    Mis hijos iban a hacer su primera comunión y un domingo en la catequesis les dijeron que en la ceremonia les darían el “privilegio” de recibirlo en la mano.
    Fui al párroco para contarle que meses antes había ido a una provincia al sur de Perú y asistí a una misa de un grupo neocatecumenal y el sacerdote dijo en la misa que para comulgar , espermos sentados, que él iba a repartir la comunión en las bancas, en las manos de cada uno,y q no podíamos comulgar, sino hastq q él regresae al altar y avise para que la comunión sea todos a la vez. Al llegar el sacerdote a mi sitio, abri la boca, pero me reptio de nuevo el rollo, asi que no tuve más opción que recibir la hostia santa en mi mano izquierda.
    Al llegar el momento de la comunión, vi que unos trozitos estaban aún en mi mano izquierda, asi que no tuve más opción que pasarle la lengua.
    Con esta anécdota, el párroco, me dijo que entonces la primera comunión será opcional y que él también recordó que el año anterior, con este método de darlo en la mano, un chico se había llevado la hostia a su casa para que todos la vean.
    Llegado el día de la primera comunión de mis 2 hijos mayores, por “casualidad” al verme con mi esposa y con mi hijo menor, un asistente de la ceremonia, nos invitaron a ir a la primera fila, pues una familia debía representar a los padres de los chicos para hacer la oración de los fieles, en las peticiones. Mientras que los demás padres de familia estaban todos al final de la nave por estar restringido el acceso y guardar asi la ceremonia de tumultos, fotografos, etc.
    Al llegar la comunión de todos, vi – no se me olvidará jamás- que todos los chicos iban con las manos juntas en señal de devoción a comulgar en la boca.

  • Joaquín
    18 agosto 2015 at 3:23 pm
    Leave a Reply

    ¡Dios bendiga al obispo! Hermanos, ánimo. Poco a poco pero firmemente se va abriendo paso la Tradición de la Iglesia.

  • Santiago Llull
    18 agosto 2015 at 2:21 pm
    Leave a Reply

    Felicidades a Mons Cristóbal y que siga en esa línea que tanto hace falta.

  • Maite C
    18 agosto 2015 at 10:50 am
    Leave a Reply

    Qué suerte tendrán muchos bolivianos de que su obispo Mons,Cristóbal Bialasik haya adoptado la posición correcta.

    Esperemos que tomen nota del magnífico ejemplo con el que nos obsequia el obispo de Oruro todos los obispados y arzobispados del mundo.

    Gracias Germán por la noticia, intuía que este valiente y fiel apóstol de Cristo Nuestro Señor acabaría haciendo algo para darle a la Sagrada Forma la adoración que merece.

  • Juan José
    18 agosto 2015 at 10:49 am
    Leave a Reply

    No entiendo el entusiasmo.

    Entre los motivos alegados yo no veo que el obispo haya hecho una catequesis en defensa de la comunión en la boca y de rodillas en todo lugar, momento y circunstancia salvo impedimento físico. Tampoco leo que el obispo haya dicho la verdad sobre la comunión en la mano, a saber, que es una horrorosamente impía práctica de siempre condenada por la Iglesia. Lo que se dice es que se pretenden evitar sacrilegios, que es otra cosa.

    Desconozco si se pueda tratar de “maniobra” o “excusa” para evitar “lio”, de ser así lo puedo entender, pero no lo sabemos, y por tanto tal y como se relata el hecho no entiendo que se están lanzando tanto las campanas al vuelo. Además, de tratarse de una “maniobra” no entiendo la imprudencia de mentar a los judíos, si lo que se perseguía era discreción.

    A mi me resulta todo muy en la línea conciliar, la verdad. Vamos, que al menos por las apariencias, de tradición nada de nada.

    • Maite C
      18 agosto 2015 at 10:54 am
      Leave a Reply

      Otro ciego que no quiere ver !!

      • Juan José
        18 agosto 2015 at 11:26 am
        Leave a Reply

        Mire, señora, haga usted el favor de no “dogmatizar” con mi persona. No es usted quién para llamarme ciego, ni tiene motivos para ello, ni yo los he dado en el comentario. Si no está de acuerdo con mi punto de vista, me parece muy bien, ahora bien, que yo sepa, no es usted ninguna fuente de luz verdadera en pos de la cual debemos todos ir detrás para tener la seguridad de ir caminando por el buen sendero. Así que, en lo que a mi respecta, deje de “trolear” mis comentarios, y deje de faltar el respeto a los que tienen un punto de vista distinto al suyo, en materias que son opinables. No tiene usted ningún derecho a llamarme “ciego que no quiere ver”. Venga, y ahora, a ponerse a trabajar, que el tiempo ocioso es muy malo.

        • Maite C
          18 agosto 2015 at 11:50 am
          Leave a Reply

          El cuerpo de Cristo Nuestro Señor no se puede ni debe tocar con manos que no sean consagradas.

          Lo demás son historias, quede claro.

          • Juan José
            18 agosto 2015 at 12:19 pm

            ¿Y qué he dicho yo en mi comentario? Si no sabe usted leer/interpretar sosegadamente un texto, ese no es mi problema, así que antes de responder lea, relea, vuelva a leer otra vez y pienseselo dos veces antes de disparar a quemarropa. Gracias.

        • juan rodriguez
          18 agosto 2015 at 5:44 pm
          Leave a Reply

          ruego a los responsables de adelante la fe no publicar mensajes antijudíos, nos perjudica terriblemente a todos los católicos. gracias

      • SR.
        18 agosto 2015 at 1:05 pm
        Leave a Reply

        Para ciega usted, Maite, el Obispo según el articulista ha adoptado la medida por los sacrilegios de miembros de otras religiones. No por tradicionalismo. Más claro agua.

        • Santiago Llull
          18 agosto 2015 at 2:16 pm
          Leave a Reply

          No, hace alusión a sacrilegios, el obispo no especifica que sean cometidos por miembros de otras religiones.
          El articulista complementa la noticia y saca a relucir que en el pasado también se tenía muy en cuenta este aspecto de rapto de Hostias consagradas:
          “los sacerdotes celosos deantaño..”

          El Obispo ha resaltado un aspecto importante por los que se debe de comulgar en la boca. Es un aspecto que si tiene que ver mucho con la tradición. Que a algunos no les satisfaga porque no mencione otros motivos de peso y el obispo no vista sotana es otro asunto.

          • Juan José
            18 agosto 2015 at 3:51 pm

            Vamos a ver. Es objetivamente buena la medida adoptada, sean unas las razones o sean las otras. Hasta aquí de acuerdo.

            La razón dada en este caso ha sido que: “se ha notado últimamente que hay personas que no consumen la Sagrada Forma al momento de recibirla, y se la quieren llevar fuera del templo con fines desconocidos”. Aunque, en mi opinión, la redacción del artículo es confusa ya que no separa con nitidez la noticia y las razones del obispo, con las posteriores reflexiones y argumentos del articulista. De ahí, me imagino, la confusión y el arrebato de los comentaristas.

            Volviendo a las razones del obispo: lamentablemente, tal es la situación hoy día que hemos de alegrarnos de que un obispo se interese por el hecho y tome medidas, porque me temo que esto se producirá en otras diócesis. Es decir, en tal situación estamos que hasta vemos como novedad que alguna vez un obispo haga sencillamente lo que se le supone, porque esto no es nada extraordinario. En realidad, todos los obispos deberían prohibir la comunión en la mano y no meramente para evitar el peligro de sacrilegio.

            Y es que, yo creo que el mal mayor para las almas no viene tanto del hecho de que en alguna diócesis se hayan identificado casos de flagrante sacrilegio, sino de la ignorancia acerca de las debidas disposiciones para recibir la Eucaristía. Es decir, que mucho mejor hubiera sido que un obispo hubiera dicho: “Por el bien de las almas del rebaño que me ha sido confiado, establezco que la comunión ha de recibirse de tal y tal forma …. por los motivos tales y tales … ” exponiendo entonces los motivos con los que el articulista complementa la noticia. Pero esto, que hubiera sido lo verdaderamente destacable, no es lo que ha sucedido. Repito que si ha sido por táctica, prudencia o razón similar, lo entiendo, pero si ha sido así ni lo sabemos ni lo sabremos hasta nuevo aviso, por tanto no tenemos mas remedio que ceñirnos a los hechos.

            Por tanto, según el texto de la noticia, ha faltado la catequesis, Por tanto, no nos llevemos a engaño, ha habido un primer hecho positivo objetivo: la medida en sí; un segundo hecho positivo: la razón dada: evitar sacrilegios, y la catequesis inherente; y una tercera omisión objetiva: la saludable y necesitada catequesis acerca de la forma de recibir la Sagrada Eucaristía, según la doctrina tradicional, la única buena, saludable y que obliga verdaderamente.

            Por eso, siendo esto último lo mas importante, la salud espiritual, sigo sin ver motivos para tanta euforia, porque se sigue sin poner el dedo en la llaga. Venir a decir que “evitar sacrilegio es un argumento muy tradicional” a mi me suena bastante raro, la verdad. Yo mas bien hablaría en términos de conveniencia espiritual y doctrinal, y en esos mismos términos no quiero que se nos pase por alto que aquí se está hablando de la Eucaristía en la misa nueva, así que yo mas bien me fijaría mas en este aspecto. Es decir, que lo que es una vergüenza delatora es el hecho de que la Santa Misa se encuentre proscrita y perseguida, supongo (recalco que supongo, pues no lo sé) que también en la diócesis que nos ocupa, por la razón que sea. Es decir, que se será mas o menos fieles a la Santa Tradición en función de la fidelidad doctrinal y litúrgica que se siga en cada diócesis en cuestión.

            Acerca de la sotana, he hecho una búsqueda en la página y el único lugar en el que aparece la palabra es su comentario: usted sabrá por qué menciona la sotana. Aunque por si acaso creo haber respondido ya de forma preventiva.

  • ricardo de Barcelona
    18 agosto 2015 at 10:17 am
    Leave a Reply

    Espero que tomen nota en España.

  • Luis
    18 agosto 2015 at 10:14 am
    Leave a Reply

    Deo gratias! Ojalá se extienda a otras diócesis. Aunque me temo que este obispo será “misericordiado” por romper la “comunión” del episcopado boliviano, etc, etc.

  • iudicamedomine
    18 agosto 2015 at 10:14 am
    Leave a Reply

    Muchas gracias, Dios se lo pague.

  • Carmen Ramos Ibarra
    18 agosto 2015 at 8:48 am
    Leave a Reply

    FELICITACIONES al Obispo de Oruro por su decisión. Eso no es retroceder, eso es tener sumo respeto por las cosas sagradas. No hay que confundir. Acordémonos de Exodo 3,4-5 “Dios le dijo a Moisés: No te acerques.Y descálzate, porque el lugar donde estàs es SAGRADO”. En la Hostia esta Dios, por lo tanto tenemos que recibirlo de manos consagradas, es decir del sacerdote.

  • Sonia Vázquez
    Sonia Vázquez
    18 agosto 2015 at 8:33 am
    Leave a Reply

    Bravo por el Obispo!!

  • Luis Guadarrama
    18 agosto 2015 at 5:52 am
    Leave a Reply

    Mario rocchetti: Porque tener que inventar una cita. Para defender lo irreal. Que pena que haya hasta quien aplauda un retroceso tan grande. Esto en la fe es casi tan malo como el aborto o el adopción por homosexuales. Al principio la iglesia dio y sigue dando la comunión en la mano. Lean. Instruyanse. Dejen atrás el odio a la Iglesia que fundó nuestro Señor. Es terrible. Pero en fin el Obispo tiene autoridad y quizá un buen motivo poro no es lo mejor

    • Christopher Fleming
      Christopher Fleming
      18 agosto 2015 at 9:33 am
      Leave a Reply

      Luis, usted no se ha enterado de la Misa la mitad (nunca mejor dicho). El positivismo de creer que todo lo permitido por las autoridades es bueno nos llevaría a creer que también que el aborto es bueno porque es legal. Todo lo que permite la jerarquía eclesiástica no es necesariamente bueno.

      Usted es quien se tiene que documentar. Lea sobre cómo se introdujo la comunión en la mano. Fue un gesto “ecuménico” de heterodoxos holandeses que lo hicieron en abierta desobediencia a la Iglesia. Unos obispos cobardes cedieron y permitieron esto abuso, y en poco tiempo, con efecto dominó, el abuso se convirtió en ley.

      Claro que hay que volver hacía atrás. Si nos hemos perdido, seguir adelante sería de necios. Hay que volver al sitio exacto donde la Iglesia se equivocó de camino: justo antes de Concilio.

      • juan rodriguez
        18 agosto 2015 at 2:37 pm
        Leave a Reply

        estoy de acuerdo con usted, estuve leyendo el catecismo de paulo V en pdf,. es mejor que el catecismo post conciliar, todas las innovaciones post conciliares nos convirtieron en este saco de gatos que para muestra este foro.

        • juan rodriguez
          18 agosto 2015 at 5:30 pm
          Leave a Reply

          fe de errata; quise decir pio V, también llamado catecismo romano y tridentino

    • SR.
      18 agosto 2015 at 10:30 am
      Leave a Reply

      Ni uno ni otro se ha enterado de la Misa la media: ambos se creen que este hombre, haciendo gala de tradicionalismo, ha establecido esta medida. Si el columnista está en lo cierto, la habría establecido por los sacrilegios que se rumorea, ocurren en su Diócesis. Es igual de erróneo que decir que los obispos de los países afectados por el ébola se volvieron más tradicionalistas de repente, al establecer la misma medida, lo hicieron por higiene.

      • Maite C
        18 agosto 2015 at 10:39 am
        Leave a Reply

        A Vd. le gusta hablar sin saber. Mejor comente en otro portal, pues ya ve que desentona con sus mensajes tan desacertados siempre.

      • Juan José
        18 agosto 2015 at 11:33 am
        Leave a Reply

        SR., estoy de acuerdo con lo que dice, es muy razonable.

      • Germán Mazuelo-Leytón
        Germán Mazuelo_Leytón
        18 agosto 2015 at 5:24 pm
        Leave a Reply

        No tiene asidero su comentario, pues justamente en épocas recientes de epidemias como la gripe A1N1 y otras, obispos (en México por ejemplo), “por razones de higiene” determinaron la administración de la Sagrada Forma en la mano, muy al contrario de antaño en que ejemplares pastores daban la Comunión a los fieles a pesar de las epidemias o pandemias de la peste o el cólera.

    • Santiago
      18 agosto 2015 at 10:31 am
      Leave a Reply

      Que barbaridad, comparar comulgar en la boca con el aborto. Esto me recuerda a cuando Lutero calificó la misa católica de abominación, realmente espantoso y diabólico.
      Sobre los primeros siglos…
      (extraido de un artículo de Milenko Bernadic)
      ¿Sabía usted que en los primeros siglos -en que se comulgaba en la mano- se tenía un conocimiento bastante imperfecto del Misterio Eucarístico, y que esto dio lugar a muchos abusos y herejías? Por ejemplo las de los arrianos, marcionitas, aerianos, antropomorfitas, artotiritas (ofrecían queso con el pan en la liturgia), acuarios (ofrecían sólo agua en el cáliz), ofitas, catafrigas. Algunos daban la Eucaristía a los recién nacidos. Otros la colocaban en la boca del muerto o sobre el ataúd. Y los había que se la llevaban a su casa.

      ¿Sabía usted que el Espíritu Santo perfecciona la Iglesia con el paso del tiempo? Es algo que recoge el C.Vaticano II: “Eligió (Dios) al Pueblo de Israel, con quien estableció un Pacto, y a quien instruyó gradualmente, manifestándole asimismo sus divinos designios a través de su Historia” (L.G.,II,9). “El mismo Espíritu Santo perfecciona constantemente la Fe por medio de sus Dones”.(D.V. 1,5).
      La Comunión en la mano, prendió sobre todo lejos de Roma, pero se imponía el hacerlo en la boca, a medida que se profundizaba en la comprensión del Misterio, y crecía el sentido de indignidad y respeto.
      Imitando las normas de la Antigua Alianza, San Sixto I (s. II) prohíbe que los laicos toquen los vasos sagrados, y San Gregorio Niceno (s. IV) que toquen el Altar. Pero si comulgaban en la mano, caían en la incongruencia de dar más importancia al continente que al Contenido. S. Juan Crisóstomo (s. IV) advierte que el Serafín que purifica los labios de Isaías con un carbón encendido, tomado del Altar, lo hace mediante unas tenazas, mientras que los fieles reciben al Santísimo en la mano; y advierte: “Esta (la Eucaristía) es mucho más grande que la tocada por el Serafín”. Es otra incongruencia: Nosotros no somos más puros que los Serafines.Y cuando S. Cirilo (s.IV) explica que el Comulgar se sitúe la mano “izquierda como trono de la derecha” añade: “cuida que ni siquiera un fragmento se pierda. Y si … perdiese una mínima cantidad considerar la como truncada de tus propios miembros”. S. Cirilo presiente los peligros de la Eucaristía en manos de los fieles.
      Son textos que demuestran como se va gestando en las primeras comunidades el abandono de la Comunión en la mano, como se ve en el punto 11.
      Y si la iglesia, guiada por el Espíritu Santo, había de desechado esta práctica hace tantos siglos, ¿poe qué se volvió a permitir en contra de la inmensa mayoría de Episcopado?. Sin duda que los responsables han “contristado al Espíritu santo”

      • Jorge M.
        18 agosto 2015 at 10:34 pm
        Leave a Reply

        SANTIAGO: Dios bendiga este aporte tuyo, sólidamente documentado a base de la historia de la liturgia y de la Iglesia.

  • PEDRO
    18 agosto 2015 at 5:19 am
    Leave a Reply

    Sea cual sea la forma exterior del rito, lo que de veras importa es su finalidad última: que el cristiano que comulga entre en sintonía agradecida con el Don de Cristo, que responda interiormente, con fe y amor, a la donación del Cuerpo y Sangre de Cristo. Y que exprese que esto sucede en el ámbito de la acción eclesial, no sólo en clave de
    devoción personal. El gesto es libre, es el fiel el que opta por un modo u otro de comulgar, no el ministro el que lo impone ni en un sentido ni en otro según su gusto o preferencia.

    • JN
      18 agosto 2015 at 7:42 am
      Leave a Reply

      La comunión en la mano se introdujo por la masonería eclesiástica, contra la voluntad de los Papas y de la mayoría de los obispos. Es parte del plan masónico para destruír la fe en la Presencia Real de Cristo; por tanto, el católico que de verdad ama a Dios no debe comulgar en la mano (no hay que obedecer leyes que permiten pecar)

    • gretamendez
      18 agosto 2015 at 2:08 pm
      Leave a Reply

      No, EL RITO ES IMPORTANTE en el caso de la misa, Eucaristia, consagracion.
      Lea el libro ADVERTENCIAS DE EL MAS ALLA A LA IGLESIA CONTEMPORANEA DE EL PRESBITERO ARNOLD RENZ.

    • Gabriela de Argentina
      18 agosto 2015 at 4:27 pm
      Leave a Reply

      Eso de que el fiel es el que opta, como si del menu de un restaurante se tratara, no es asi. La iglesia tiene normas para recibir los sacramentos, no queda al gusto del fiel. En el caso de la comunion en la mano, la iglesia simplemente la TOLERA mediante un INDULTO papal. Indulto otorgado luego de que algunos obispos rebeldes lograran implantar y extender este habito sin el consentimiento de Roma.

  • Roberto Mario Rocchetti
    18 agosto 2015 at 4:52 am
    Leave a Reply

    Benedicto XVI: “Estoy convencido de la urgencia de dar de nuevo la hostia en la boca de los fieles, sin que la toquen y de volver a la genuflexión como signo de respeto”

  • PEDRO
    18 agosto 2015 at 3:48 am
    Leave a Reply

    EL PAN QUE TODO LO SACIA
    Jesús ordenó a la gente reclinarse sobre la hierba; tomó luego los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición y, partiendo los panes, se los dio a los discípulos (que lo recibieron en las manos) y los discípulos a la gente (lo llevaron en sus manos). Comieron todos y se saciaron, (recibieron el pan con las manos) y recogieron de los trozos sobrantes doce canastos llenos. Y los que habían comido eran unos 5.000 hombres, sin contar mujeres y niños. (Mateo 14, 19-21)

    “pronunció sobre ellos la bendición y los partió, y los iba dando a los discípulos para que los fueran sirviendo a la gente (lo entregaron con su manos y recibieron el pan con las manos). Comieron todos hasta saciarse. (Lucas 9.13)

    EL PAN DE LA EUCARISTIA
    Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, (que la tomaron con sus manos) dijo: Tomad, comed, éste es mi cuerpo. (Mateo 26,26)

    Acudir a la comunión con la mano abierta quiere representar plásticamente una actitud de humildad, de espera, de pobreza, de disponibilidad, de acogida, de confianza. Ante Dios, nuestra postura es la del que pide y recibe confiadamente. Y la comunión del Cuerpo de Cristo es el mejor Don gratuito que recibimos a través del ministerio de la Iglesia.
    Esa mano tendida habla claramente de nuestra fe y de nuestra postura interior de comunión.
    Las dos manos abiertas y activas: la izquierda, recibiendo, y la derecha apoyando primero a la izquierda, y luego tomando personalmente el Cuerpo del Señor: dos manos que pueden ser signos elocuentes de un respeto, de una acogida, de un “altar personal” que formamos agradecidos al Señor que se nos da como alimento salvador.

    ES MAS IMPORTANTE EDUCAR A LOS CATOLICOS E INSTRUIRLOS BIEN

    • Católico Andino
      18 agosto 2015 at 4:56 am
      Leave a Reply

      La multiplicación de los panes y los peces no es la Eucaristía es una figura de la Eucaristía, en esa ocasión Jesús no expresó que esa comida natural, milagrosamente ofrecida por Él, fuera Su Cuerpo y Su Sangre, y en todo caso, recogieron en múltiples cestas lo sobrante incluso las migajas.

    • gretamendez
      18 agosto 2015 at 2:05 pm
      Leave a Reply

      Pedro, Jesus NUNCA en la ULTIMA CENA dio el pan alos apostoles en las manos sino en la boca.

    • Guillermo de Argentina
      19 agosto 2015 at 1:21 am
      Leave a Reply

      Pedro, como ya lo han dicho otros la multiplicación de los panes NO era el Cuerpo de Cristo, y la Institución de la Eucaristía fué implementada por Nuestro Señor el Jueves Santo en la Última Cena y en ningún Evangelio que relata dicho acontecimiento describe si los Apóstoles recibieron la Comunión en la boca o en la mano, pero aún así dichos Apóstoles en dicha Cena recibieron de parte del Señor el Orden Sagrado, es decir que al momento de la Comunión todos ellos eran Sacerdotes por lo que ya tenían sus manos consagradas, y aunque no lo sepamos y suponiendo que recibieron el Cuerpo, la Sangre y Divinidad de Jesucristo en ese Primer Pan Transubstanciado, es algo totalmente válido, por lo que no podemos comparar ese acontecimiento de Jesús con sus primeros Sacerdotes, con nosotros que no tenemos manos consagradas.

    • Grisol
      19 agosto 2015 at 2:04 am
      Leave a Reply

      Para Pedro, si de verdad quisiéramos reconocer que es el CUERPO,SANGRE Y DIVINIDAD de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, lameríamos la mano con la que lo hemos cojido y no hubiera, por ningún motivo, ninguna partícula de EL SANTO CUERPO Y SANGRE de NUetro Señor, esparcido por todas las iglesias.

  • Roberto Mario Rocchetti
    18 agosto 2015 at 3:13 am
    Leave a Reply

    Promesas de Nuestro Señor Jesucristo a Catalina Rivas: (vidente estigmatizada. Nihil obstat por Mons. René. Fernández, Arzobispo de Cochabamba Bolivia):

    “No son ni 10 ni 20 los verdugos que destrozan Mi Cuerpo, son muchísimas las manos que lastiman Mi Cuerpo recibiendo la Comunión en la mano, -el trabajo sacrílego de satanás-.”

    1.- A quienes NO reciban en su MANO Mi Propio Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, Yo Prometo colmarles de Mis Bendiciones en sus manos, corazón, alma y en todo su ser.

    2.- Les prometo muchísimas más gracias en la vida terrena, y las consiguientes mayores garantías de salvación y aumento de Gloria esencial y accidental, por todo su vivir eterno Conmigo en el Cielo.

    3.- Me sentirán en la Comunión tan en todo su ser y con tantísima plenitud, que se les quite el deseo natural de tocarme. Estos, harán siempre mucho mayor bien a las almas; en cambio, los que insistan en tomarme, en la mano, estarán endurecidos en muchas cosas hacia Mi Voluntad, y oscurecidos sobre Mi Propio gusto, Mi Propia Predicación y Mi Propio Magisterio

    • denis
      21 agosto 2015 at 2:11 am
      Leave a Reply

      No entiendo el tercer punto. Podría alguien por favor darme una luz?

  • Juan Carlos Sánchez
    18 agosto 2015 at 3:02 am
    Leave a Reply

    En mi diócesis de San Luis nunca se adoptó la costumbre de comulgar en la mano gracias a monseñor Juan Rodolfo Laise, y nuestros fieles pueden recibirla de rodillas ordinariamente o sino pueden arrodillarse lo hacen de pie

    • Gloria de Buenos Aires
      18 agosto 2015 at 5:50 am
      Leave a Reply

      Recuerdo que en 1996, cuando en Buenos Aires se decidió permitir la comunión en la mano, un grupo de católicos salimos a protestar delante de la catedral! Me acuerdo muy bien que mons. Laise fue el único que se opuso y, luego, salió su libro “Comunión en la mano” muy esclarecedor.

  • Hermelinda
    18 agosto 2015 at 1:43 am
    Leave a Reply

    Ojala todos los obispos tomaran esta misma decisión empezando aquí en nuevo leon México con nuestro obispo Rogelio Cabrera

  • Ramvel
    18 agosto 2015 at 1:27 am
    Leave a Reply

    Con el mismo destaque con que están presentando la noticia, así fue el impacto en mis sentidos… ¡Qué grata noticia!
    Sigamos rezando a ver si otros obispos no se unen a esta decisión.

  • Cecilia G
    18 agosto 2015 at 1:19 am
    Leave a Reply

    Gracias DIOS!!

  • Leave a Reply

    *

    *