HEMOS VISTO

Las mujeres casadas no deberían trabajar fuera de casa

Se que en estos tiempos que corren, nos parece normal que la mujer trabaje fuera de casa a la par del hombre, y que ambos sean proveedores.

Pero si uno analiza la historia humana, se dará cuenta que es un hecho reciente, y que este nuevo modelo social ha terminado dañando a la familia en general. Desde que el ser humano existe en la tierra, era el hombre quien se encargaba de ser el proveedor, en la época de las cavernas ellos salían de caza y la mujer se quedaba en la cueva cuidando a los niños. Tal comportamiento esta en los genes de ambos sexos porque se ha producido durante milenios. En el fondo eso nunca vario hasta mediados del siglo 20, donde el hombre seguía en su rol de proveedor.

Pero entonces aparecieron los movimientos feministas, otorgándole una explicación cultural a un comportamiento biológico, y asegurando que los roles de genero son producto del medio y no de la naturaleza humana. Nada mas falso.

El mensaje caló en la sociedad y se inició una transformación sin precedentes en las familias, Las mujeres abandonaron sus hogares para ocupar plazas en fábricas y oficinas y ser tan competitivas como sus pares masculinos. Los hijos se quedaron al cuidado de la tv y las niñeras. Curiosamente desde mediados del siglo 20 a la fecha los divorcios se dispararon del 15% al 50% y el fenómeno de las familias disfuncionales se volvió algo normal. Hijos locos, drogados, atormentados, inseguros eran producto de estos hogares de madres ausentes.

Para saber si este experimento social ha funcionado, basta comparar las familias de hace 1 siglo con las actuales. Las de antaño eran estables, seguras, sólidas, esto es porque la madre estaba presente en el hogar y asumía un rol femenino (no el de “mujer hombre” que existe actualmente). No es lo mismo un hogar con una madre presente a una madre “part time”. El cuento de “se puede trabajar y ser madre al mismo tiempo” es una falacia. La gran cantidad de hogares disfuncionales e hijos sin rumbo así lo demuestra. Un hijo, sobretodo los primeros años de su vida, requiere a la madre a tiempo completo. Hoy en día vemos a mujeres que recién han dado a luz y al primer mes ya vuelven al trabajo, dejando a un recién nacido en manos de terceros que nunca podrán suplir el rol irreemplazable de la madre.

Seguro algunos me tildarán de machista, retrograda, pero si analizan a profundidad el tema, en el fondo verán que tengo razón. Un hogar con padres ausentes no funciona. Aunque la madre lo haga de buena fe, el hecho es que no está y el hijo es criado por sabe Dios quién. Por eso las familias ahora están en crisis, porque hemos adoptado un modelo de familia que es antinatural, que responde más a posturas de feminismo extremo y cuyos lamentables resultados podemos apreciar hoy en día.

(Fuente: enfemenino.com)

Hemos Visto

Artículos de opinión y análisis recogidos de otros medios. Adelante la Fe no concuerda necesariamente con todas las opiniones y/o expresiones de los mismos, pero los considera elementos interesantes para el debate y la reflexión.
Recibe nuestras noticias por email