fbpx

Homilía: No podéis servir a Dios y a las riquezas


XIV Domingo después de Pentecostés
Mt 6: 24-33

Ante las enseñanzas de Cristo la actitud de muchos cristianos es de indiferencia o de incredulidad. Esta actitud se ve de un modo especial en el evangelio de hoy.
El evangelio nos parece muy bonito pero no aplicable a los problemas del día a día. Si el Señor cuida de los lirios del campo… con más razón cuidará de nosotros. En el momento en el que dejemos de creer en la providencia de Dios y comencemos a confiar en nosotros mismos es cuando empiezan nuestras desgracias.

Por falta de creer en la providencia, los hombres nos hemos inventado “la paternidad responsable”. Con ello han disminuido el número de hijos, la sociedad ha ido envejeciendo. Pero la dichosa paternidad responsable no acabó ahí sino en el aborto; terrible castigo que padecemos hoy día.

El Señor nos insiste en que no podemos servir a Dios y a las riquezas. Riqueza es la suma de dinero y poder. ¡Cuántas órdenes religiosas se han corrompido y desaparecido por no hacer caso de estas enseñanzas!

Ustedes me dirán, todas estas enseñanzas están muy bien para los sermones, pero si me limito a confiar en Dios ¿quién cuida de mi familia? Permítanme que les cuente dos o tres casos que me ocurrieron a mí mismo…

La vida de San Francisco de Asís es una prueba de las enseñanzas de Cristo. Recordemos que esta misma idea se nos repite en multitud de ocasiones en las Escrituras: “Todo es vuestro…, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios”. Cristo es nuestro tesoro pero para tenerlo hemos de venderlo todo y comprar el campo. Sólo los cristianos que han puesto en Dios su confianza son los que llegan a la alegría perfecta.




Padre Alfonso Gálvez
Padre Alfonso Gálvezhttp://www.alfonsogalvez.org/
Nació en 1932. Licenciado en Derecho. Se ordenó de sacerdote en Murcia en 1956. Entre otros destinos ha estado en Cuenca (Ecuador), Barquisimeto (Venezuela) y Murcia. Es Fundador de la Sociedad de Jesucristo Sacerdote, aprobada en 1980. Desde 1982 reside en El Pedregal (Mazarrón-Murcia). A lo largo de su vida ha alternado las labores pastorales con un importante trabajo redaccional. Ha publicado Comentarios al Cantar de los Cantares (dos volúmenes), La Fiesta del hombre y la Fiesta de Dios, La oración, El Amigo Inoportuno, Apuntes sobre la espiritualidad de la Sociedad de Jesucristo Sacerdote, Esperando a Don Quijote, Homilías, Siete Cartas a Siete Obispos, El Invierno Eclesial, Los Cantos Perdidos y El Misterio de la Oración. Para información adicional visite su web http://www.alfonsogalvez.com

Del mismo autor

El Misterio del Sacerdocio (III)

2. “Pero lo que se busca en los administradores es que...

Últimos Artículos