A los que creen que “arreglarán” su salvación en el último momento de la vida:
¡Qué pena no aprovechar las gracias que el Señor nos concede para ponernos a bien con Él!
¿Como vamos a hacer en la hora de la muerte lo que no hacemos ahora que tenemos tiempo y tranquilidad?
A los que quieren morir ya para irse al Cielo de inmediato:
No, no tengo ganas de morirme y suelo reñir a las hermanas que están siempre diciendo que la tienen, pues esta vida es muy buena para consolar al Señor y trabajar y sufrir por Él y por las almas, que luego ya no será más que gozar en la eternidad
Y a los que tienen miedo (que no Santo Temor) de Dios al pensar en la muerte:
El pensar, como decía nuestra Madre Santa Teresa, que vamos a ser juzgados por quien tanto nos ama…es para deshacerse de agradecimiento y adquirir propósitos de amarle siempre

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".