Perfil del católico «no practicante» español

Comparto en este breve artículo los signos distintivos, a nivel de lo más cotidiano, de la nueva figura del católico hispano en su versión modernista «light”:

1: Se define como católico no practicante, eso por descontado. Acude a Misa solo en ocasiones especiales y se permite afirmar que es mejor cristiano que los que van a Misa todos los domingos aunque, hay que decirlo, nadie le ha dado potestad para hacer tamaño juicio comparativo.

2: Asume el calendario anglo-protestante en su agenda de vida. Celebra “hallowen” y no le importa faltar a Misa el 1 de noviembre día de todos los santos; la navidad para él es una “fiesta” y el 24 de diciembre quien viene a casa es “papá Noel”; felicita la navidad con fotografías suyas y/o de su familia o empresa y por supuesto no acude a Misa ni un solo día en toda la navidad ya que está muy ocupado en comidas, cenas, visitas de belenes y paseos por calles llenas de luces.

3: Presume, más o menos directamente, de tener amistades con “gays” (esa palabra anglosajona que sustituye a la definición clara de “homosexual”) y lo deja caer en reuniones familiares para parecer más actual.

4: En tertulias familiares o de amigos se pondrá siempre de perfil ante debates sobre asuntos tales como el aborto, el “matrimonio “lgtbi, la ideología de género, la familia natural; y sacará citas evangélicas distorsionadas para hacer callar a los que, desde la misma Palabra de Dios, afirmen lo que es verdad porque lo es y punto.

5: Se guardará mucho de mostrar su identidad católica en la vida social. Si es cura nunca vestirá como tal (clerigman o sotana) excepto, eso si, cuando por protocolo oficial desee ser visto así por su obispo; si es religioso/a no usará casi nunca su hábito, y si es laico procurará que la gente lo vea como un “cristiano tolerante o dialogante” para ser bien recibido en sus foros habituales y que nadie lo tilde de anticuado o fundamentalista.

6: Afirmará con cierta “intolerancia” que la Iglesia hoy va por un excelente camino (primaveral dicen los “sabios”) y que por supuesto hay que alejarse de posturas tradicionales que son, como poco, profetas de calamidades absurdas.

7: En la vida pública seguirá votando a partidos de “bajo perfil” conservador en la ilusa esperanza de que algún día estos partidos cambiarán a bien la sociedad y, vaya vaya, si llegan a votar partidos de perfil claro lo harán en voz baja para que nadie se entere

Por último: signo claro de católico hortera/cateto “made in Spain” será el rechazo frontal a este artículo que, sin duda alguna, firmará un católico integrista, desubicado, ignorante y poco “solidario”.

Padre Ildefonso de Asís
Padre Ildefonso de Asís
Sacerdote tradicional sin complejos y con olor a pastor

Del mismo autor

La “primavera” conciliar de la Iglesia es un espejismo

Siempre se ha asumido que el estudio del pasado histórico, sobre...

Últimos Artículos

El libro testamento de Benedicto XVI: una confirmación

La publicación de algunos libros aparecidos tras el fallecimiento...

Viganò: Homilía en la festividad de la Conversión de San Pablo

VAS ELECTIONIS EST MIHI ISTE Egregie Doctor Paule, mores instrue, Et...

La Misa es lo que importa. Un estudio sobre la resistencia fiel

Unos años atrás escuché una historia extraordinaria de un...