El 13 de septiembre es día de San Juan Crisóstomo, conocido por el apodo de “boca de oro”
ya que contribuyó bastante al enriquecimiento de la doctrina cristiana a través de sus escritos y sermones.

Nacido en Antioquía en 349, de familia cristiana, estudió retórica de joven pero muy pronto percibió
su vocación de entrega a Dios. Primero como anacoreta y después, movido por el estado de su salud,
dejó la vida en la montañas y se ordenó sacerdote. En 397 es Obispo de Constantinopla y en su labor
muestra un elevado celo pastoral para la reforma de las costumbres en el clero y el laicado.

Se mostró siempre valiente al defender la pureza de la fe, lo cual le hizo tener enemigos que conspiraban
contra él. Esos sufrimientos morales los llevó con paciencia y paz interior, sin que hicieran mella en su
actividad apostólica. Si contó en todo momento con el apoyo de Su Santidad el Papa.

San Juan Crisóstomo, intercede por nosotros.

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".