El portal online en español, Religión Digital tuvo hace unas semanas una nueva entrevista con el Cardenal Walter Kasper, que siempre parece mostrarse ante los medios, antes de que el Papa Francisco haga alguna movida de las grandes para el progreso de su agenda de “reformas”.

Esta vez habla de las posibilidades de cisma, de la sincronización de la iglesia alemana con Roma y de las expectativas, no sólo del Sínodo de la Amazonía, sino del próximo cónclave. Kasper cree, basado en la composición del colegio de cardenales, determinada por el papa, que se elegirá un pontífice en la misma línea. “No creo que en el próximo cónclave se pueda elegir a un papa ‘contrario’”, señala el cardenal germano. “El pueblo no lo aceptaría”.

La entrevista es breve, así que la proporcionaré completa.

***

Cardenal Kasper: “No creo que al pueblo le complazca mucho que el próximo cónclave elija a un papa de mentalidad opuesta”.

Por José Manuel Vidal

Usted acaba de pasar algún tiempo con el Papa Francisco. ¿Está tan enérgico como de costumbre?

Sí, el papa todavía conserva muchas energías. Tiene su propia fuerza interior que le mantiene avanzando y no teme a las críticas que le rodean, incluso desde dentro del mundo católico. Sigue avanzando a su modo y parece gozar de buena salud para ser un hombre de 82 años de edad. Prueba de ello es que se mantiene trabajando incansablemente.

Ni siquiera teme al cisma, como lo ha dicho.

El papa no teme al cisma, en absoluto.

¿Y usted?

No creo que acurra un cisma. Los que tratan de asustarnos con ese hombre del saco son grupos pequeños que se oponen abiertamente al papa, pero debemos tener presente que son pocos, muy pocos, pero hacen mucho ruido en los medios de comunicación. No deberíamos atribuirles ninguna relevancia.

¿Qué expectativas tiene respecto del Sínodo de la Amazonía?

Este Sínodo de la Amazonía será muy importante y significativo para las iglesias incardinadas en las culturas de esa parte del mundo.

¿Aprobará el sínodo las ordenaciones de varones casados al sacerdocio?

El problema de la escasez de vocaciones en la Amazonía es muy serio y el tema de la ordenación de casados, al igual que otros problemas, depende de la decisión y unanimidad de los obispos de la región involucrada. El papa, en un espíritu sinodal, ejecutará sus decisiones si hay un consenso suficientemente amplio entre los obispos.

También la Iglesia alemana tendrá un sínodo y parece estar en dificultades con el Vaticano.

Sí, algunos tienen problemas con el Vaticano. Siempre ha habido tensiones entre Alemania y Roma. Es un hecho histórico, pero ahora puedo decir que la vasta mayoría de los obispos alemanes se encuentra en la misma frecuencia con Roma. Hay algunas aprehensiones en el aire, pero creo que serán superadas.

Usted está considerado uno de los pilares en los que descansa Francisco.

Sí, estoy encantado con este papa. Creo que este papa es exactamente el adecuado para este momento de la historia del mundo.

En el próximo consistorio, los cardenales designados por Francisco serán mayoría. ¿Se está el papa asegurando su sucesor, de esta manera?

 Sí. Se tiene la impresión de que, con las nuevas designaciones, el papa desea asegurar su sucesión.

¿De qué manera?

No creo que en el próximo cónclave pueda ser elegido un papa “contrario”. El pueblo no lo aceptaría.

¿Quién, piensa usted, que podría suceder al Papa Francisco?

Esta es una cuestión abierta y no hay mucho que se pueda decir.

¿Está usted convencido de que, después de Francisco, no hay vuelta atrás?

No. No es posible. El pueblo no aceptaría eso, porque quiere un papa que sea normal, que sea humano. No quiere un papa imperial, como los del pasado.

Steve Skojec

(Traducido por Valinhos. Artículo original)