De acuerdo con el Evangelio de San Mateo (capítulo 2), el rey Herodes mandó matar a todos los niños de Belén menores de 2 años, al sentirse burlado por los magos de oriente que habían venido a adorar a Jesús recién nacido. A partir del siglo IV se estableció la fiesta litúrgica en su recuerdo el 28 de Diciembre.
Reflexionemos sobre los santos inocentes de hoy: los seres vivos ABORTADOS. Y que mediten sobre todo los jóvenes (o menos jóvenes) que han hecho un juego de la sexualidad, los políticos que apoyan
el aborto o se acobardan al no combatirlo, los padres que inducen a sus hijos al libertinaje sexual con
supuestas protecciones que muchas veces fallan, las madres que dudan de tener o no su hijo (permitir su vida o matarlo), los médicos y enfermeros que tienen una mínima conciencia, los farmacéuticos que no les importa lucrarse con la venta de pastillas abortivas y/o de preservativos que inducen a la vida promiscua….etc
 Hagamos examen de conciencia de nuestra responsabilidad. Hoy es un día idóneo para reflexionar.
No sólo la madre que aborta es la culpable (a veces es la menos culpable), sino nosotros si no tomamos
conciencia del holocausto español y dejamos de pecar por omisión.

           

Padre Santiago González
Nacido en Sevilla, en 1968. Ordenado Sacerdote Diocesano en 2011. Vicario Parroquial de la de Santa María del Alcor (El Viso del Alcor) entre 2011 y 2014. Capellán del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) en 2014. Desde 2014 es Párroco de la del Dulce Nombre de María (Sevilla) y Cuasi-Párroco de la de Santa María (Dos Hermanas). Capellán voluntario de la Unidad de Madres de la Prisión de Sevilla. Fundador de "Adelante la Fe".