Si tiene un Santo Rosario en su espejo retrovisor o alrededor de su cuello, de alguna manera se identifica como católico. Si usted tiene una estatua de la Virgen María o de algún otro santo en su jardín, probablemente también se identifica como católico.

Como sacerdote ejerzo en California, Arizona y México, y me encuentro pues con muchos muchos católicos. Pero es muy muy triste decirlo, que la mayoría de ellos, que se hacen llamar “Católicos”, de ninguna manera se acercan a vivir una verdadera vida moral y católica.

10930114_1580811882154695_1009306677083179766_nLos católicos llevan tanto tiempo nadando en un mundo contaminado por las alcantarillas, que mucha gente ha perdido el sentido de que están hasta el cuello en la alcantarilla. Ya no pueden reconocer lo putrefacto de lo que no, y han llegado a aceptar el agua y la vida contaminada como lo normal. E incluso se suman a la inmundicia con sus propios pecados, palabras y ejemplos. Ya no encuentran nada malo en las alcantarillas y las heces (pecado).

Por esta razón, en esta serie de artículos escribiré una lista sencilla de la moral y comportamiento católico. No es una lista exhaustiva, sino simplemente la manera en que Dios, la Virgen y la iglesia nos enseñan a comportarnos como católicos.

Entonces, aclaremos enseguida que ser un católico significa vivir 100% como Jesús nos pide vivir. Eso significa vivir de la manera que Dios nos ha revelado divinamente a través de la Biblia y la Santa Iglesia católica. Es una manera muy, muy difícil de vivir y, por eso, muy muy pocos católicos la viven a fondo en sus vidas en forma de práctica diaria. Por esta razón necesitamos orar mucho.

La mayoría de católicos que lean esta lista, no estarán de acuerdo con ella y por lo tanto, demostrarán que no son muy católicos, sino más bien “católicos protestantes”, que protestan contra lo que no les gusta del contenido de la Biblia o de las enseñanzas de la iglesia católica.

Mientras que aún estamos en esta vida, la gente inventa su “propio” concepto de “Dios”, “Purgatorio”, “El cielo”, “Pecado” y “El infierno”. Pero luego, cuando todo esté dicho y hecho; Cuando hemos muerto, sólo entonces estos católicos y no católicos van a saber exactamente lo que Dios intentó decirles desde este lado y se negaron a creer.

Será una experiencia horrible morir y averiguar que estaban equivocados y que la iglesia católica y la Biblia eran correctas. Pero después de la muerte es demasiado tarde, y más que probable, serán condenados para siempre a sufrir los dolores y los fuegos del infierno. Pero antes de que ellos sean condenados eternamente, Dios les mostrará todas las consecuencias de todo lo que creían y justificaban como correcto (cuando no lo era).

Así, el estudio de esta lista es algo muy muy importante mientras vivas. Es importante también para nosotros que intentamos vivir el camino de Jesús y la Iglesia Católica. Aún nosotros católicos tradicionales podemos ser ignorantes de alguna manera, y esto nos ayudará antes de que sea demasiado tarde, es decir antes de nuestro juicio eterno.

La manera en la que voy a describir la forma de vivir una verdadera vida católica es revisando los 10 mandamientos. Voy a comenzar en mi próximo artículo.

Padre Peter Carota